Publicidad

Hazlo tú mismo: un cabecero con cinta aislante

Hazlo tú mismo: un cabecero con cinta aislante
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

No le des más vueltas. Si, a pesar de todas las ideas para cabeceros que hemos visto en Decoesfera, aún no has encontrado el tuyo aquí tienes una solución. De acuerdo que es una solución provisional, mientras que te llega el flechazo, pero quién sabe ... igual le tomas cariño y se queda contigo para siempre.

En cualquier caso sólo te costará un ratito y menos de tres euros, así que por ese precio igual es mejor que no tener ninguno, como vemos en esta imagen de sklose, uno de los lectores de Apartment Therapy, que es el padre de la idea.

diseño cabecero cinta aislante

Lo único que necesitas es lo que ves arriba, papel y lápiz, cinta métrica y tres rollos de cinta aislante de color negro, para que tu cabecero parezca de forja auténtica.

Para hacer el croquis debes comenzar por medir el ancho de la cama a fin de determinar donde estarán los barrotes de los extremos.

trabajo cabecero cinta aislante

Divide el total entre dos para marcar el barrote central y decide la altura que le quieres dar. Ahora reparte el resto de los barrotes a iguales distancias entre las dos partes.

Ten en cuenta que tienes que añadir también un travesaño horizontal y que si quieres que la parte superior no sea recta deberás marcar diferentes alturas.

Sólo te queda trasladar tu croquis a la pared, con la ayuda del metro, y luego poner la cinta aislante. Eso sí, todo siguiendo el mismo orden que hemos comentado.

cabecero cinta aislante

Y aquí está el resultado final. De acuerdo que no es tan bonito como el del dormitorio de Amélie, pero el efecto es curioso y bastante aparente, no ocupa ningún espacio y encima es barato ¿qué más podemos pedir?.

Vía | Apartment Therapy En Decoesfera | Forja

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir