Compartir
Publicidad

Hemos probado: Equipos de limpieza Kobold Vorwerk (II) Limpiacristales Kobold VG100

Hemos probado: Equipos de limpieza Kobold Vorwerk (II) Limpiacristales Kobold VG100
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguimos analizando y haciendo pruebas con los equipos de limpieza de la marca alemana Vorwerk y si la semana pasada nos poníamos con el robot aspirador Kobold VR200, el nuevo modelo que nos ahorra trabajo, ya que se puede programar, hoy vamos a comprobar que podemos darle luminosidad al día más triste con poco esfuerzo y el limpiacristales Kobold VG100, que si recordáis ya nos presentó Raquel hace unas semanas y sólo faltaba comprobar su efficiencia.

Limpiar los cristales siempre es una lata y solemos ir dejándolos de semana en semana, hasta que después de un día de lluvia nos damos cuenta que ya no se puede alargar más y es muy trabajoso y suelen quedar restos donde no llegamos o están más sucios, hemos probado este limpiacristales que es rápido y eficiente, ya os lo adelanto.

Vg100 Portada

Cuando se presentó, mi compañera Raquel nos comentó (cito textualmente):

Este nuevo limpiacristales Kobold VG100 es de alto rendimiento y combina tres pasos en uno: un paño de microfibra humedece y limpia la superficie con agua, el limpiador concentrado Kobold GC100 elimina la suciedad y el agua aplicada es retirada en la misma pasada por un labio de goma y succionada a un depósito. Esto evita la aparición de marcas y nos permite limpiar en la mitad de tiempo que lo que suele ser habitual. Además no solo sirve para ventanas, también para mesas de cristal, vitrinas o espejos entre otras cosas.

Vamos a ver el paso a paso del VG100.

Paso 1: Cargando baterías

Vr100 Cargando

Comentar que nada más llegar a casa hay que cargar las baterias del aparato. Naturalmente vacio y seco. Coviene, como siempre que vais a utilizar un electrodoméstico nuevo leerse muy bien las instrucciones. Aunque el anterior fuera de la misma marca, de un modelo a otro con el paso del tiempo se introducen novedades y aplicaciones que te puedes perder o incluso hacer un mal uso y estropear el aparato (y no son baratitos, como ningún electrodoméstico de alta calidad)

Bueno, una vez leído el manual y cargadas las baterias pasamos a las fabulosas gamuzas de microfibra.

Paso 2: Poniendo las gamuzas especiales

Vg100 Atrás
Vg100 Limpiando Gamuza

Vienen dos gamuzas por aparato, una de quita y otra de pon, que se decía antes. Las gamuzas de microfibra son el invento, pero si además de limpiar sin dejar huella, se limpian fácilmente con jabón neutro y se secan rápidamente para la siguiente limpieza de cristales y se convierte en un placer. Tampoco hay que secar el cristal porque con el VG100 no gotea el agua sucia.

Paso 3: El limpiacristales de Kobold

Vg100 Deposito

Una vez cargadas las baterías y puesta la bayeta de microfibra, rellenamos el depósito con el limpiacristales Kobold. Atención porque sólo hay que rellenar un poco del depósito de limpiador, el resto se completa con agua, por lo que un bote pequeño dura muchisimo, a no ser que vivas en una casa entera de cristal... y aún así.

Vg100 Aguanegra

El agua sucia va al compartimento que tiene la tapa negra y no gotea nada de nada. Además no pesa nada, como veis una niña puede limpiar perfectamente sin necesidad de delantal, guantes ni esfuerzo (es la primera vez que mi hija limpiaba un cristal y le gustó mucho, la verdad, a ver si cunde el ejemplo y echa una manita...)

Paso 4: Laranlaranlaritos, limpio mis cristalitos

Vg100 Limpiando

Y una vez entendido esto, que como veréis es facilísimo, ya solo queda limpiar y limpiar por dentro y por fuera y dejar los cristales invisibles para que entre el sol y la luz de España. Ahora que, cuando alguien pone un vaso y deja cerco en la mesa de cristal en casa le cae una bulla importante, ya no concebimos los cristales más que impolutos

Paso 5: Ventajas e inconvenientes

Limpiacristalershero

No tiene más inconveniente que la imposibilidad de limpiar los ventanales que no se mueven, ya que no tiene extensión o pértiga para hacerlo, así que si vives en un piso alto con ventanal al que es imposible acceder más que limpiando desde fuera, o eres Spiderman o se queda sucio o utilizas un palo extensible al modo tradicional.

Todo lo demás son ventajas: limpieza perfecta, rapidez, sin ensuciar, utilizando poca agua, fácil de manejar y con poco peso...

¡Este Kobold VG100 es todo un invento!

Como siempre en estos casos, disculparme con los lectores de Decoesfera por las imágenes, que son propias (salvo la de los superhéroes)

Más información | Kobold Vorwerk

Imágenes | Maria SJB, We love advertising

En Decoesfera | Cómo conseguir ventanas relucientes sin esfuerzo y en poco tiempo con Kobold VG100

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio