Compartir
Publicidad

Una pared de patchwork, un dormitorio diferente

Una pared de patchwork, un dormitorio diferente
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Siempre he sido de la opinión de que el patchwork si breve, dos veces bueno y normalmente buscamos personalizar nuestros ambientes con los textiles, sobre todo en los dormitorios donde con un rápido cambio de colcha, almohadones y cortinas, transformamos un dormitorio en otro, sin apenas gasto. En este dormitorio se ha buscado un efecto cálido empapelando la pared del cabecero con diversos motivos a modo de colcha de patchwork.

Ofrece una gran personalidad, la estancia es totalmente blanca, incluido el suelo de madera que se ha pintado de blanco y el techo, alto y con moldura. La complejidad de la pared del cabecero es llamativa y de fácil control mediante la adición de mobiliario mínimo, la cama con dosel, con los textiles en blanco, ya que cualquier otro color sería excesivo. No se nos puede olvidar que es un área de descanso y un exceso de color sería perjudicial.

Para rematar el conjunto, se han colocado almohadones decorativos con colores y patrones similares que ofrecen un efecto romántico. También se ha buscado el blanco en la mesilla de noche con un mantelito blanco que tapa la madera oscura de la mesilla.

Una apuesta arriesgada pero efectiva, claro que la habitación debe tener unas dimensiones considerables ya que la sensación de claustrofobia en un cuarto pequeño empapelado de patchwork debe ser tremenda. ¿Verdad?

Imágenes | Country Living En Decoesfera | Patchwork, llena de casitas de tela tu vida

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos