Compartir
Publicidad

Una estantería de obra como cabecero

Una estantería de obra como cabecero
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Os hemos dado muchas opciones para vuestro cabecero, una para cada dormitorio. Desde los vinilos o los pintados para los espacios pequeños a los grandes armarios para crear en la parte trasera un vestidor, pero hay algo más, por ejemplo lo que os traemos hoy, una estantería de obra.

Este tipo de cabecero es perfecto para aquellos dormitorios pequeños, en los que una estructura gruesa como cabecero sea imposible de integrar y en que se necesite un espacio de almacenamiento adicional.

La idea es simple, olvidar el cabecero tradicional y crear sobre la pared una repisa de obra como se ve en la imagen, de esta manera ganaremos algo de espacio de almacenamiento y al mismo tiempo podremos jugar con el peso visual que queramos darle a esta repisa.


Una estantería de obra como cabecero

Si queremos que resalte más sólo tenemos que pintar el interior en un color más oscuro que la pared, dándole fondo y profundidad, o forrarlo con madera como podéis ver en la imagen, y si por otro lado queréis disminuir su peso para hacer la habitación más despejada lo ideal sería pintar su interior y el fondo del mismo color que la pared, como podéis ver en la primera imagen en blanco.

Como cabecero una estantería de obra

Además el hecho de que sean de obra no hace imposible variar las formas, como podéis ver podéis utilizar la técnica tanto en dormitorios con camas individuales como con camas de matrimonio, e incluso en lugar de una repisa poner varias.

Como cabecero una estantería de obra

Esto último es un error si nos pasamos, puesto que no nos permite llegar a la última repisa de arriba sin subirnos a la cama, así que lo mejor es poner una o dos repisas, que nos permitan coger las cosas mientras estamos acostados.

¿Otros contras de las estanterías de obra? en primer lugar el coste a corto plazo, ya que es mucho mayor que el de cualquier cabecero, amén de las molestias de instalación.

A la larga también está el hecho de que nos resultará mucho más difícil cambiar nuestra decoración, ya que no podemos moverlas como podemos hacer con cualquier otro mueble.

Por otro lado lo positivo:

  • no necesitaremos mesillas de noche, ganando algo de espacio
  • nos permite tener cerca todo lo que necesitamos durante la noche
  • da a nuestro dormitorio un toque original
  • no tiene mucho peso visual por lo que no sobrecarga demasiado el ambiente

Imágenes vía | Remodelista
En Decoesfera | Cabeceros

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos