Compartir
Publicidad

Optimizar el espacio (IV): 5 Consejos para el dormitorio infantil

Optimizar el espacio (IV): 5 Consejos para el dormitorio infantil
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lo cierto es que cuando tenemos una casa pequeña la falta de espacio se nota en todos los rincones y la habitación infantil no escapa a ello, sobre todo teniendo en cuenta que cuando es el primer hijo la mayoría de nosotros tenemos esa habitación ocupada con millones de cosas (la plancha, la ropa de cama, toallas,...) y que de repente tenemos que buscar espacio para todas ellas y para las del bebé, en resumen, los que habéis pasado por eso sabéis que es un verdadero caos.

Antes de daros los 5 consejos hay que tener en cuenta de que en este caso contamos con una ventaja, el tiempo para la planificación, lo que nos permitirá encontrar a lo largo de todo el embarazo un espacio sustituto donde colocar todo lo que tenemos almacenado en ese cuarto.

Sin embargo lo que a simple vista parece una ventaja también es una desventaja, muchos de nosotros nos pasamos comprando objetos para la habitación infantil, y disponer de demasiado tiempo quiere decir en ocasiones comprar mucho más, lo que quiere decir mayor necesidad de más espacio.

En ese camino van los dos primeros consejos para optimizar el espacio en la habitación infantil:

1. Busca espacio adicional

Como os comentaba hace un momento cuando se trata del primer hijo generalmente tenemos esa habitación ocupada con la plancha, los libros la ropa de la cama, la habitación infantil se convierte con frecuencia en un lugar de almacenamiento, lo que conlleva que cuando se acerca el nacimiento tenemos que buscar espacio adicional.

Lo más importante es hacerlo con timepo, no esperes a que el niño esté en casa para buscar espacio para poner las sábanas o los nórdicos, porque probablemente después de que tengas el niño te faltará, además de espacio mucho tiempo para hacerlo, no esperes a que nazca el niño para quitar las cosas de su habitación.

Probablemente en el resto de la casa tengas espacio que no hayas utilizado porque te resulte más cómodo utilizar la habitación infantil, desempolva esos lugares y utilízalos.

Recuerda que es importante no tener en la habitación infantil sino las cosas del niño, al menos a su alcance. Antes de que te des cuenta empezará a tocarlo todo y tener muchas cosas en el cuarto aumenta la posibilidad de accidentes, además es un lugar donde va a haber mucho trote durante los primeros meses (visitas, lloros a altas horas de la noche, familiares,...) y después cuando empice a jugar, el niño necesita su espacio, no compartas su habitación con la plancha o los libros.

2. Planifica lo que necesitas y compra sólo eso

consejos_para_pintar_una_habitacion_infantil.jpg

También os hablaba antes de la mala costumbre que tenemos los padres, sobre todo los primerizos de querer que nuestro hijo tenga de todo, un ejemplo práctico: el niño no ha nacido y ya su habitación está equipada con un escritorio (creedme, esto no lo he visto sólo una vez).

Planifica lo que necesitará el niño y lo que necesitarás tú en un primer momento: la cuna, una silla o tumbona para darle el pecho, algunas sillas más para que se siente la familia durante los primeros días, un lugar para cambiarle, un armario para las cosas del bebé, un lugar para la ropa sucia, y un pequeño rincón para los regalos que son muchos durante esos días es más que suficiente.

No cargues su habitación con cosas que no necesita, perderás espacio que necesitareis tanto tú como él en poco tiempo: si tienes su cuarto lleno de muebles o juguetes no podrá utilizarlo para gatear, tendrás más accidentes y en definitiva será contraproducente.

3. No almacenes en el cuarto:

Nace el niño y todo son regalos y cosas, ropa,... además crecen muy rápido por lo que hay que cambiar todo su vestuario en poco tiempo.

El mejor consejo para evitar el exceso de cosas sin utilidad en el cuarto infantil es no almacenar esas cosas en él si las vas quitando poco a poco, como por ejemplo cada vez que una camisita no le sirva sacarla de su armario, te ahorrarás muchos problemas a la larga.

4. Utiliza muebles versátiles:

De esta manera no sólo ahorrarás espacio, también dinero. No sólo hay muebles de este tipo que varían con el tiempo (como por ejemplo una cuna que se convierta en cama) sino que también existen en el mercado muebles con varias funciones como por ejempolo un cambiador con cajones o un armario con espacio para el baño.

5. Utiliza el alto:

Si te falta espacio en casa y necesitas utilizar el cuarto infantil utilizar los altos de esa habitación, son repisas a las que el niño no llegará en mucho tiempo, así que no tendrás problemas para su seguridad pero también tienes otra opción, la de crear un sobretecho.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos