Compartir
Publicidad
Publicidad

Dormitorios en varias zonas: ¿Cómo elegir nuestro dormitorio? (I)

Dormitorios en varias zonas: ¿Cómo elegir nuestro dormitorio? (I)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Bien ya hemos hablado de las posibilidades a la hora de crear un dormitorio en varias zonas y hemos tocado un poco en “general” las formas de separar los ambientes en estos casos gracias a diferentes posibilidades de separación que podemos aplicar y ahora toca tocar (valga la redundancia) cada uno de los tipos de dormitorios de varias zonas de los que os hablamos en un principio para que cada uno tome la decisión que más se adapte a sus necesidades y sobre todo a sus posibilidades.

Pero antes de hablar de cada una de ellas tenemos que pararnos a elegir, por eso el siguiente paso en nuestro especial es ¿cómo elegir un dormitorio en varias zonas? ¿a qué dedicar ese espacio adicional?.

Es el momento de hablar de cómo elegir entre una y otra posibilidad, ¿te conviene tener un rincón de ocio? ¿un pequeño despacho? ¿un vestidor? ¿una zona infantil? Buenas preguntas. Pues bien, para contestarlas y que tengas un poco más claro a qué vas a dedicar ese pequeño espacio que te sobra en el dormitorio voy a darte una serie de claves que seguro que te ayudan en la decisión.

Lo primero es que tengas en cuenta tus necesidades y que seas del todo sincero contigo mismo, por ejemplo ¿para qué quieres la bici estática si no la usas? ¿para ocupar espacio? Pues tal vez te convenga llevarla al trastero y cambiarla por una mesa de trabajo.

Existen muchos ejemplos más igual de habituales, como por ejemplo el mío, que siempre digo que no llevo trabajo a casa, pero que siempre tengo algo que hacer, si fuera por mis intenciones jamás hubiera montado el pequeño despacho en el dormitorio del que os hablo.

Si no te gusta leer ¿realmente te conviene tener una librería? Si lo que te gusta es ver la tele tal vez te venga mejor tener una pequeña zona de ocio en la que descansar y ver la tele, o un rincón para compartir con los más pequeños de la casa.

En definitiva trata de ser sincero y estudiar lo que realmente necesitas, porque se trata de un espacio verdaderamente muy útil si lo aprovechamos bien, pero también muy limitado, por eso hay que estudiar mucho a qué lo dedicamos.

Por otro lado, no te asustes pensando que es una decisión muy importante, lo es, pero también es temporal, en el sentido de que el único espacio que tu dormitorio tiene asegurado, es el de la cama.

Me explico, imagina que eres un fanático de la lectura, tienes un zona de lectura en tu dormitorio y todo perfecto, pero os quedáis embarazados, pues bien, tal vez sea el momento de hacer un pequeño cambio temporal, eso sí, para colocar la cuna durante los primeros meses.

Lo que quiero decir es que tienes que tener en cuenta, o mejor dicho, recordar, que la zona secundaria de tu dormitorio es eso, secundaria, por lo que puede estar sometida a cambios, por eso es importante que tengas en cuenta tus necesidades temporales, y que elijas ocupaciones sencillas para ella, no se trata de una “segunda habitación” sino de un espacio accesorio.

Otra vez el post ha terminado siendo más grande de lo que pensaba, por eso vamos a volver a partirlo en dos, aprovechando que ya hemos dejado cerradas una de las partes, el qué necesitamos, en los próximos post hablaremos de las otros factores importantes a la hora de elegir: qué tenemos y consejos prácticos para llevar a cabo la decisión, como siempre os pido un poco de paciencia, porque si lo pongo todo en un post al final es excesivo y muy pesado para el lector.

En Decoesfera | Especial Dormitorios en varias zonas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos