Publicidad

Desayuno en Tiffany´s

Desayuno en Tiffany´s
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Si digo "Tiffany", inmediatamente surgen en cualquier mente tres ideas: una caja color azul huevo de petirrojo, un anillo de compromiso o a la encantadora Audrey Hepburn encarnando a Holly Golightly, desayunando ante el impresionante escaparate de la joyería americana por excelencia, en la 5ª Avenida, esquina con la calle 57 de NYC.

Pero Tiffany no son sólo joyas de compromiso, ni gemas de valor incalculable. En el 175 aniversario de la famosa joyería me parece una buena idea hacer un homenaje a Louis Comfort Tiffany, hijo del fundador de la firma y primer director de diseño de Tiffany&Co, artesano de cerámica, mosaicos y bronce, cuya contribución a la decoración fue excepcional.

retratodelsrlouiscomforzn8.jpg

Nacido en 1848, el joven Tiffany fue enviado a estudiar a la capital del Sena en un momento en que el lejano Oriente levantaba pasiones entre los parisinos. Por cierto, el magnífico retrato que vemos es obra de nuestro gran Joaquin Sorolla, pintado en 1911, el mismo año en que Tiffany consigue una medalla de oro en la Exposición Universal de París.

Tiffany conoció a Joaquín Sorolla en la Exposición de 1909 de Nueva York, en la cual adquirió varios cuadros del pintor valenciano. De vuelta de la Exposición Universal de París, Joaquín Sorolla pinta este retrato en una serie de personajes ilustres de la sociedad estadounidense. El cuadro se conserva en The Hispanic Society of America.

allsaintschapelinthecatbi6.jpg

Desde muy joven, Louis mostró mucho interés por las artes decorativas. En torno a 1872 comienza a experimentar con la fabricación de cristal. Rehuye el uso de la grisalla, tan habitual en aquellos años, que a él le parecía cutre, si me permitís la expresión coloquial, y comienza a investigar para hacer un vidrio que tenga la intensidad del vidrio medieval y la textura irisada y metálica de los cristales orientales antiguos, que tanto le gustaban.

La experimentación con óxidos y nuevos métodos de cocción, fue un auténtico éxito y obtuvo un material de cualidades novedosas al que bautizó como "Favrile Glass", apto para las vidrieras y también para la manufactura de objetos de arte. Son numerosas las iglesias americanas con obras de Louis Comfort Tiffany, con una fuerte influencia, durante esta etapa de los ideales del movimiento Arts&Crafts procedente de Inglaterra.

Tiffany-lct-emmanueladj-small-copy1

Obra suya son esas maravillosas lámparas de cristal de colores que asemejan flores dadas la vuelta y tan populares son en los anticuarios al otro lado del charco, con su cristal emplomado y el inconfundible sello de Tiffany, las libélulas. Entre otras, Louis Comfort solía utilizar gemas como ópalos, turmalinas, topacios y sobre todo esmaltes con toda la excentricidad de la época y el arte de un genio.

Tiffany_dragonfly_hg.j

Preocupado por las generaciones venideras, Tiffany, que falleció en los años 30, creó la fundación que lleva su nombre, pero no se hizo real hasta después de la II Guerra Mundial. La Louis Confort Tiffany Foundation ayuda a jóvenes artistas con talento a abrirse paso en el difícil mundo del arte. Cursos de formación, programas para escuelas de Bellas Artes, becas o concursos y premios son parte de su función.

Tiffany_lotus-lea

¿Os gusta el trabajo de Louis Comfort Tiffany? ¿Desayunaríais en Tiffany?

Más información | Tiffany&Co, Fundación Louis Comfort Tiffany, Metropolitan Museo NY, The Hispanic Society En Decoesfera | Watertower, un tributo a los depósitos de agua neoyorquinos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios