Compartir
Publicidad
Publicidad

Casas de Famosos: Olivia Newton-John

Casas de Famosos: Olivia Newton-John
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que levante la mano aquel de vosotros que no haya visto, por lo menos una vez, Grease. En las retinas y en los tímpanos de todos resuena ese "You're the one that I want" y se os vayan los pies. Hoy os invitamos a que nos acompañéis a la casa que vende la protagonista de la cinta, la australiana Olivia Newton-John, la inolvidable Sandy (¿se me nota que soy una gran fan?).

Esta casa, que acaba de poner a la venta, está en pleno Malibú, y pide por ella nada menos que catorce millones de dólares. Pero vamos a la decoración, que es lo que nos interesa. Esta casa tiene seis dormitorios y otros tantos cuartos de baño, una sala de cine, una "sala familiar" con bar, comedor, cocina... y una casa en el jardín para los invitados. La actriz australiana decoró su casa en un estilo mediterráneo, o al menos en lo que ella cree que es mediterráneo. Los grandes espacios son una constante en esta mansión de techos altos.

El salón principal, que ilustra la cabecera de este post, está presidido por el color blanco, que cubre paredes, sofás y alfombras. A la derecha podéis ver un ventanal que se abre sobre la bahía que llena de luz toda la estancia. En el lado contrario, una arcada permite el paso entre esa pieza y el resto de la casa, sin impedir tampoco que el sol se pasee por todo el recinto. Un piano de cola blanco también le da el toque clásico como contrapunto a la modernidad de los chaise longues que llenan los ángulos de la sala. Olivia ha puesto pequeños toques de color en los ribetes de los cojines, pero apenas vemos cosas que no sean blancas (sólo la mesa baja). Este color da frescor a la estancia, que a buen seguro no necesitará de la chimenea para caldearse ni en los más fríos días de invierno.

newton-j2

Pasamos a ver otro de los salones de la mansión, en el que también predominan los sofás blancos (a lo mejor es que si se llevaba muchos le hacían oferta) pero esta vez ha respetado los azulejos de barro, que dan un toque cálido a la sala. Para las paredes ha utilizado un color verde oscuro que empequeñece la habitación, cosa que se soluciona con la enorme cantidad de luz que entra a raudales por los ventanales. Me llama la atención la solución que ha elegido para las cortinas, ya que, al estar las ventanas terminadas en arcos de medio punto, se hacía un poco difícil poner una cortina idónea. Finalmente, Olivia Newton-John ha puesto una barra corrida por toda la pared y varias cortinas. El hueco de la chimenea en este caso está aprovechado para usarlo como botellero y de nuevo la nota de color la aportan tanto los cojines como la mesa baja sobre la que hay una orquídea.

Si os puedo ser sincera, os confesaré que odio profundamente las fundas que Olivia ha elegido para las sillas de su comedor, con flores rosas, y opino que habría sido mejor dejarlas en blanco o conseguir unas sillas rústicas a juego con la mesa. Acierta, eso sí, con el espejo barroco que hay sobre la cómoda (hacedme caso, el estilo barroco va a pegar fuerte en 2008) y con la cómoda en sí, que se puede transformar en mesita auxiliar en caso de necesidad. Aprovecha muy bien la gran altura de los techos con una lámpara también barroca de araña que promete muchas veladas de cenas en buena compañía.

newton-j3

Por último, os invito a dar una vuelta por el jardín de la Sandy más inmortal, una maravilla con dos piscinas. Los muebles de exteriores son de forja y la sombra la proporcionan los estupendos árboles que hay plantados por toda la finca. Los árboles son mediterráneos y la mayoría son frutales (de hecho, en la foto de la izquierda, podéis ver un limonero en primer plano). Si os animáis y tenéis los catorce millones de dólares (y no os importa ser vecinos de Britney Spears), ponéos en contacto con la inmobiliaria de Olivia Newton-John.

Imágenes vía | The Real Estalker En Decoesfera | Casas de Famosos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos