Publicidad

Una sencilla pero espectacular cabaña en el bosque

Una sencilla pero espectacular cabaña en el bosque
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

La verdad es que no se nos ocurrían otros adjetivos al ver esta cabaña más que sencilla y espectacular. Y es que tiene todo lo que debe tener una vivienda pensada para hacer pequeñas escapadas de fin de semana y poder disfrutar del impresionante bosque que la rodea.

Eso si, después de contemplar con más detenimiento cada uno de sus rincones nos han venido a la mente algunos otros adjetivos, como acogedora, cálida y confortable, así que os invitamos a que nos acompañéis en la visita de esta sencilla pero espectacular cabaña en el bosque.

Exterior cabaña en el bosque

Viendo el precioso entorno que rodea la cabaña no nos ha extrañado que, a pesar de tener un estilo más bien tradicional, se haya optado por instalar unos grandes ventanales en los laterales de la vivienda --algo más propio de arquitectura moderna--, de forma que se puede contemplar el bosque nevado desde el calor del hogar.

Una vez dentro de la cabaña nos encontramos con que tanto el suelo como las paredes son completamente blancas y de madera, creando una increíble sensación de amplitud y limpieza. En la entrada podemos ver un pequeño rincón de lectura, compuesto por un sillón y una bonita estufa, ambos de color oscuro, contrastando a la perfección con el resto de la habitación.

Altillo en cabaña de madera

Además se ha aprovechado la gran altura de la vivienda y se ha habilitado un pequeño altillo, que hace las veces de estudio, al que se accede a través de las escaleras blancas que se pueden apreciar en las fotografías.

Vistas desde la cocina en la cabaña

La clave de esta vivienda está, sin duda, en la amplitud visual y la integración con el entorno, y prueba de ello es, por ejemplo, el hueco que comunica la entrada con la cocina, y que permite contemplar las vistas del otro lado de la cabaña. Un recurso perfecto para viviendas con escasos metros.

Cocina de cabaña en madera de pino

La cocina es relativamente amplia --más que suficiente para estancias cortas--, y todo el mobiliario es de madera de pino, con lo que se consigue ese aspecto tan acogedor como de cabaña en mitad del bosque, pero sin el como, en este caso. También en la cocina se puede disfrutar de una visión casi total de todo lo que rodea la cabaña, gracias a los ventanales que encontramos en cada pared.

Baño y ducha de cabaña

El baño es la única estancia en la que encontramos un toque de color, en este caso gracias al peculiar revestimiento en color rojo de la ducha, llegando este incluso al borde de la puerta, creando un efecto decorativo de lo más curioso.

Lo cierto es que a nosotros nos encanta la naturaleza, por lo que no nos importaría ser los afortunados poseedores de una cabaña de este tipo, tan acogedora y confortable, para realizar pequeñas escapadas de fin de semana en un entorno tan espectacular como este. ¿Qué os parece? ¿Hace una escapada?

Vía | Remodelista En Decoesfera | El confort de una cabaña en la nieve

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir