Compartir
Publicidad

Una hermosa casa en San Petersburgo con toques azules

Una hermosa casa en San Petersburgo con toques azules
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer mismo veíamos como colocar miles de colores en un hogar de forma ordenada y armoniosa, hoy veremos como usar un único color para dar vida a un espacio, se trata de una casa en San Petersburgo con toques azules diseñada por el interiorista Maxim Languev.

Lo original del apartamento es que usa sobre una base blanca toda la paleta de azules para dar estos toques brillantes al espacio, desde tonos piedra, añiles vibrantes, azules verdosos y azules cromados, entre otros. Acaba de dar el contrapunto con mini destellos en rojo vivo.

Una casa en San Petersburgo con toques azules
Una casa en San Petersburgo con toques azules

Maxim Languev es un diseñador ruso que se distingue por su inconfundible estilo clásico y elegante pero con toques circenses y oscuros, al combinar elementos clásicos con piezas de anticuario y objetos encontrados.

Maxim decide poner el acento azul en muebles con mucho carácter, como las inconfundibles sillas Thonet que vemos en el comedor en un rabioso azul añil, quedan muy hermosas. El clásico e industrial flexo de pie Jielde en el salón y el de mesa en el dormitorio en un azul primario.

Una casa en San Petersburgo con toques azules
Una casa en San Petersburgo con toques azules

Además de otros detalles como el zócalo y la la pared del baño en un tono azul piedra, los hermosos platos decorados en el comedor, el sofá en un tono azul verdoso y el cojín en el salón, además encontramos varias lámparas en tonos azul marinos y añil dispuestas en distintos puntos de la casa.

Para que no aburra tanto azul Languev inteligentemente añade mini destellos en rojo, en distintas parte de la casa, en una escultura en el recibidor, en otro flexo de pie Jielde en la mesita del dormitorio y en el baño con parte de un futbolín vintage.

Una casa en San Petersburgo con toques azules
Una casa en San Petersburgo con toques azules

Y se le escapa algún que otro color, que no rompen para nada la armonía que ha sabido crear este interiorista ruso, como el banco del recibidor en amarillo y los toques morados en el dormitorio.

Además de destacar como usa el color en la decoración, quiero resaltar la colección de piezas que dan carácter al espacio, como la colección de maletas vintage que encontramos en el recibidor o el mueble chino en gris ubicado en el comedor, las picas de porcelana de los baños y la mesa de mármol del comedor.

Otro hermoso detalle son los artesonados de madera en algunas paredes y en el bañera. Me encanta como disimula una habitación emplafonado una pared de tal manera que la puerta que da al dormitorio queda disimulada.

Una casa en San Petersburgo con toques azules
Una casa en San Petersburgo con toques azules

Imágenes | Evgeny Kulibaba Más información | Maxim Languev En Decoesfera | Una casa creativa, alegre y entrañable en el corazón de Amsterdam

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio