Compartir
Publicidad

Puertas abiertas: un mini loft

Puertas abiertas: un mini loft
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nos encontramos hoy ante uno de esos casos en los que el tamaño no importa, al menos para mi, este apartamento está amueblado con tan buen gusto y el poco espacio disponible está tan bien distribuido que resulta muy acogedor. Además tiene a su favor que es muy luminoso y el predominio del color blanco en sus paredes hace que tengamos por momentos incluso sensación de amplitud.

Se trata de un mini loft diseño del estudio de arquitectura Workspheres, que bien podría estar ubicado en un edificio de cualquier ciudad. La idea es que en los pisos pequeños no hay que desperdiciar metros en pasillos, distribuidores y divisiones, sino que hay que aprovechar al máximo la superficie útil en las habitaciones en las que desarrollamos nuestra vida cotidiana, sala de estar, cocina, dormitorio y baño es lo necesario y suficiente.

mini loft 1

En primer lugar tenemos el salón, comedor y cocina, tres en uno, tal vez la forma de amueblar sea excesivamente minimalista, yo sé que conociéndome necesitaría alguna consola y algún aparador a mayores para guardar cosas, o algunas estanterías para libros, pero me gusta la distribución y la cocina es una chulada.

Tenemos un pequeño sofá, aunque podría caber uno más grande, una buena mesa para cuatro personas, que puede ser extensible para ocasiones especiales y la cocina compacta en amarillo, muy pequeña pero sin embargo funcional, fregadero, placa, nevera y cajones y armarios para guardar vajilla y otros utensilios, todo en un pequeño espacio.

mini loft 6

Os muestro en la imagen sobre estas líneas el detalle de la cocina, porque ha sido una de las cosas que más me han llamado la atención, he de reconocer que las cocinas y más si son compactas, son mi debilidad y esta tiene detalles muy curiosos, como la doble puerta del frigorífico, que en la parte de delante permite guardar la cafetera, vasos o copas...

En la parte superior hay un trozo de encimera que se desplaza hacia la izquierda y deja la placa para cocinar a la vista, obviamente no es lo mismo que disponer de una cocina normal, el tamaño limita y condiciona las tareas y puede ser un obstáculo para la elaboración de según que platos, pero permite preparar una cena o una comida normal sin problemas.

mini loft 3

La pared de la sala es compartida con la del dormitorio, la otra zona de la casa consta de el dormitorio y el baño, la zona de mayor intimidad, se puede acceder desde la sala por los dos lados de la cama, por uno se va directamente al dormitorio, por otro se accede la la zona de baño.

La única pega que le veo es que no quede ni un centímetro disponible entre la pared y el pie de la cama, la pared justo pegada a los pies y pintada en ese color tan intenso, puede dar un poco de claustrofobia tal vez, yo creo que habría mantenido el color blanco y habría puesto el naranja en la ropa de cama, aunque es uno de mis colores favoritos.

mini loft 4

El baño es también muy pequeño, el lavabo en color burdeos, es casi una prolongación del cabecero de la cama, después está la ducha, el inodoro y ya. Es evidente que la casa está pensada para pasar la mayor parte del tiempo en la sala de estar, el dormitorio sólo es para dormir, por eso se le dedica menos espacio.

A mi el conjunto me gusta, creo que para lo que es está muy bien aprovechado, y el estilo de la decoración y los colores elegidos me gustan mucho, el blanco en las paredes, la madera natural en el suelo de la sala, el cambio de pavimento al pasar a la otra zona, los colores alegres en el mobiliario... me gusta todo.

mini loft 5

Vía | Muuuz En Decoesfera | Cinco trucos para decorar un miniloft

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio