Publicidad

Puertas abiertas: un apartamento de 36 metros cuadrados en Praga, funcional para la vida urbana

Puertas abiertas: un apartamento de 36 metros cuadrados en Praga, funcional para la vida urbana
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Empezamos el día curioseando en una mini vivienda de un joven muy ocupado que se acercó a Boq Architekti para pedir que rediseñaran su compacto apartamento de Praga para convertirlo el lugar perfecto cuando está en la ciudad.

El piso de 36 metros cuadrados se había dividido recientemente en dos salas separadas y por eso en la nueva reforma no hubo que derribar todo, sino que el rediseño del apartamento como "guarida" se hizo a partir de la división ya existente.

Mens Lair Boq Architekti 1

Mens Lair Boq Architekti 3

Una gran isla de cocina descansa en el centro del espacio, ofreciendo un lugar para cocinar, cenar o socializar con amigos. La isla fue diseñada para que el cliente pudiera reunir a sus invitados mientras cocinaba sin darles la espalda.

Se cuelgan estantes estrechos de madera en la pared posterior para colocar obras de arte, libros o coleccionables. Los gabinetes blancos simples con accesorios oscuros y encimeras se compensan con cálidos detalles de madera que hacen que el conjunto resulte mucho más acogedor.

Mens Lair Boq Architekti 7
Mens Lair Boq Architekti 11

La otra habitación alberga la sala de estar y el dormitorio. El dormitorio está oculto por puertas corredizas que facilitan que pueda descansar durante el día si es necesario. Las puertas también pueden permanecer abiertas mientras que las persianas oscuras están bajas, lo que ayuda a mantener a raya la luz natural sin tener que cerrarlas.

Un escritorio incorporado se encuentra debajo de la ventana y cuenta con un cajón debajo para ocultar cualquier desorden y un panel de vidrio forma parte de la pared divisoria permitiendo al cliente disfrutar del amanecer si lo desea.

Vía | Design Milk
Fotos | Tomas Dittrich

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir