Compartir
Publicidad

Casas de famosos: la casa de Lance Armstrong (I)

Casas de famosos: la casa de Lance Armstrong (I)
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lance Armstrong es quizá uno de los mejores ciclistas de la historia. Dentro y fuera del mundo deportivo es conocida su hazaña al ganar siete Tours de Francia después de haber ganado la batalla a un cáncer. En el año 2000 fue galardonado con el premio Príncipe de Asturias de los Deportes.

Hoy veremos como vive un campeón. La contemplación de esta casa me produce una gran sensación de calma y armonía. La utilización de tonos crudos en las paredes, la ausencia de estampados y los toques de tonalidades rojizas manchando levemente los tonos ocres y cremas, dan a estas habitaciones un equilibrio que invita al sosiego.

La vivienda es una mansión de estilo colonial español ubicada en Austin, Texas. Para crear este ambiente tuvo la ayuda del decorador Roy W. Materanek, que supo conjugar la elegancia con la comodidad, ya que todas las estancias de esta casa parecen pensadas para el relax.

Lance Armstrong

El salón define una paleta sobria: crudo, chocolate y rosa. Una combinación sabiamente dosificada. La chimenea está coronada por un gran espejo, rodeado por unos armarios en tono chocolate que hacen resaltar la zona de fuego. El techo luce un artesonado de vigas de madera sobre fondo blanco que compensa la altura de los techos.

Los sofás son cómodos y lo parecen. En cuero y tela, están ahí para sentarse y estirar las piernas. Las tapicerías, en diferentes colores y texturas, son lisas, permitiendose un leve toque de estampado en los cojines de seda rosa.

Lance Armstrong

Esta otra zona de estar parece estar diseñada para la reunión. Aquí es donde sus invitados charlan antes y después de las cenas. Dos sofás gemelos enfrentados y rodeados por butacas de distintos estilos y colores, se agrupan en torno a otra chimenea. Una gran alfombra cubre toda la estancia aportando alegría con su colorido, repetido también en pequeños detalles como los cojines y las lámparas.

Lance es un gran aficionado al arte contemporáneo, como se deja ver en los cuadros que presiden este salón. El techo presenta un artesonado aquí más complejo, que a pesar de tener focos de luz encastrados, soporta en el centro una lámpara de estilo más bien medieval. Ni que decir tiene que esta, junto a la alfombra, se convierten en los focos de atención de esta sala de reunión.

Lance Armstrong

La cocina es grande y práctica. La zona de trabajo y el comedor de diario apenas están separados por una gran isla que hace las veces de barra de desayunos. Como en el resto de la casa, aquí no hay estrecheces. Un banco corrido de aspecto confortable da la réplica a cuatro sillas tapizadas.

Los muebles de cocina en tono verde oscuro, el suelo de madera y las paredes paneladas, la hacen muy acogedora. Una cornisa rodea la habitación en lo alto, espacio aprovechado sabiamente para mostrar fotografías familiares. Del techo penden tres lámparas de estilo industrial que contrastan y complementan el entorno. Tras las ventanas se ve un patio rodeado de columnas, jalonado por palmeras... Y yo me pregunto: ¿es esta la cocina del paraíso?

Lance Armstrong

Un campeón siempre tiene una sala de trofeos. Armstrong decidió no encerraros en un santuario privado y los colocó en esta sala de juegos, para compartirlo con todos los suyos, familia y amigos. Reservó las paredes para los siete maillots amarillos ganados de 1999 a 2005 en el Tour de Francia, cuidadosamente enmarcados junto a los dorsales.

En esta habitación, algo más oscura que las anteriores, seguimos encontrando el color rosa como remedio para la monotonía.

Tras el repaso a las zonas comunes, nos quedan por ver el dormitorio y los exteriores de esta fabulosa mansión, que analizaremos en otra visita, próximamente.

Imágenes vía | Architectural Digest En Decoesfera | Casas de famosos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos