Compartir
Publicidad
Publicidad

Tender cuando llueve

Tender cuando llueve
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Con esto del cambio climático ya no se sabe qué puede suceder, de repente hace un sol espléndido, al momento llueve a mares. Algo parecido, aunque natural y a menor escala claro, les sucede a los que viven en sitios de climatología cambiante como Galicia y Asturias en los que es habitual que aunque veas el cielo completamente despejado al instante empiece a orbayar y claro, no es cuestión de estar tendiendo y destendiendo la ropa a cada momento.

Buscando alguna solución para mi casa he encontrado este Tendal, originario precisamente de Asturias.

Como se puede ver en la figura anterior el tendedero está compuesto principalmente por las siguientes partes:

-Una estructura de aluminio que va anclada a la pared por la parte de fuera de la ventana.

-Un plástico traslúcido especial que va sujeto a la estructura metálica y a un rollo, alojado dentro de un cajón de pvc, que queda situado en la parte superior de la ventana.

-Nueve cuerdas para tender, de nylon y transparentes, que aseguran una gran resistencia a la hora de tender prendas pesadas.

-Y un recogedor, que funciona como una persiana y sirve para enrollar el plástico y plegar el tendal quedando como vemos abajo.

Tendal cerrado

Respecto a los tendederos convencionales de exterior el Tendal tiene además otras ventajas: no se oxida, porque está fabricado en aluminio y pvc, evita que la colada de los pisos superiores tape tu ventana y no acumula agua, porque lleva la cubierta de plástico inclinada.

Aunque en tu ciudad no llueva habitualmente con el Tendal puedes evitar que los vecinos de arriba te ensucien o te tiñan la ropa.

Cuesta 120,00 Euros, hay diferentes medidas y recambios disponibles y los gastos de envío son gratuitos. ¿Qué os parece?

Más información| Tendal 93

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos