Compartir
Publicidad
Publicidad

Consejos para taladrar mejor

Consejos para taladrar mejor
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si plantara un árbol por cada agujero que he hecho en mi casa sería la madrina de un frondoso bosque... Mis primeros taladros los hice sin tener mucha idea, algunos me pasaron factura por no estar bien realizados, pero con el tiempo fui aprendiendo trucos que me hicieron el trabajo más fácil y seguro.

Hay que protegerse adecuadamente para comenzar a trabajar. Si desde el principio hubiera utilizado unas gafas de protección, me habría ahorrado más de una tarde intentando extraer de mis ojos los pequeños fragmentos que salieron despedidos durante el trabajo. En el peor de los casos pueden causar lesiones oculares.

Resulta espectacular el polvo que puede originar este tipo de trabajos. Para evitar que el pelo se ensucie suelo utilizar un gorro de baño para protegerlo. Recuerdo la cara que pusieron mis vecinos cuando me sorprendieron haciendo chapuzas, llevaba el gorrito y las gafas protectoras debajo de una hermosa capa de polvo, estaba tan enfrascada en el trabajo que no me di cuenta hasta que empezaron a reírse...

consejos taladro

Existen en el mercado algunos artilugios para evitar que los residuos caigan y ensucien el suelo, pero hay uno que es muy barato y no falla: un sobre pegado con cinta adhesiva justo debajo del punto donde realizaremos el agujero. Cuidad de ahuecarlo un poco para que recoja la mayor cantidad posible de restos.

Estos aparatos pueden darnos serios disgustos si no tomamos unas sencillas precauciones. Es muy importante desenchufar la máquina cuando no se está utilizando al igual que durante el cambio de broca, ya que si se accionara accidentalmente, las consecuencias podrían ser muy desagradables. También puede suceder que al funcionar, la broca enganche el cable enrollándolo en espiral, pudiendo producir un accidente eléctrico.

consejos taladro

Ya hemos tomado una mínimas precauciones y nos enfrentamos a la pared desnuda. Al taladrar azulejos la broca tiende a resbalar, pudiendo dañar el alicatado o realizar el agujero en un punto no deseado. Hay dos modos de evitarlo, uno consiste en cubrir el punto a taladrar con cinta de carpintero haciendo una X.

Yo suelo utilizar este otro método: una vez que he marcado el punto deseado lo desconcho un poco golpeando una broca con un martillo, consiguiendo así un punto de apoyo gracias al cual la broca no se mueve durante el trabajo.

Sobre este material es muy importante comenzar a taladrar muy despacio, sin ejercer demasiada presión, ya que el azulejo podría romperse. Una vez que lo hemos traspasado, ya podemos aplicar el percutor si fuera necesario.

¿Alguna vez habéis taladrado con tantas ganas que habéis traspasado la pared? Yo sí, en más de una ocasión. Para evitar esto se puede utilizar un tope de profundidad, una regleta que se sujeta a la broca a la medida adecuada y que no deja que esta penetre más allá de ese límite.

Cuando taladramos corremos el riesgo de perforar también cables o tuberías que están ocultos a nuestra vista. La avería puede ser importante. Un detector de metales nos ayudará a evitarlo.

Mantener el pulso firme es complicado, sobre todo si somos novatos. Si los agujeros no forman un ángulo recto con la pared, corremos el riesgo de que los elementos no queden bien fijados e incluso en algunos casos sea imposible colocar un mueble. Para asegurar un ángulo perfecto se puede acoplar una guía de taladrado.

Tan importante es el buen resultado como la seguridad a la hora de trabajar, espero que estos consejos os sean de provecho para vuestros trabajos en casa.

Imágenes vía | Soriano, Tirant, Esdiari, Anfornet

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos