Compartir
Publicidad
Publicidad

Antes y después: un baño que pasa a negro sin obras

Antes y después: un baño que pasa a negro sin obras
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No sé por qué, pero en los últimos “antes y después” de baños que os hemos enseñado, casi siempre sus propietarios optaban por oscurecerlos. La verdad es que poner un baño negro no es precisamente una cosa que a mí me atraiga mucho pero es cierto que si la reforma está bien llevada puede dar como resultado un ambiente elegante (aunque ello vaya en detrimento de la iluminación).

En este caso tenemos un baño anclado en los cincuenta, esa época donde los colores pastel estaban a la orden del día y el empapelado más hortera convivía sin ningún sonrojo con los azulejos de la abuela. Este es el caso del baño que nos ocupa, en el que un friso de azulejos verde le daba la réplica a un papel rosáceo separándolos con una moldura negra. Vaya, lo que es un horror decorativo en toda regla por mucho que cuando Elvis reinaba en las listas de éxitos fuera lo más.

El baño después de la reforma.

Los dueños de la casa que veis sobre estas líneas se encontraron con unos azulejos verdes de los que no querían (o tal vez no podían por presupuesto) prescindir, así que eligieron una reforma que no incluyera obras grandes. Lo primero que hicieron fue retirar el papel pintado y arreglar los problemas de humedades que todas las casas antiguas acaban teniendo antes o después.

A continuación, se eligió pintar la parte superior de las paredes de negro (pintura acrílica que aguantara bien las humedades) y hacer mediante la técnica del stencil los dibujos que veis. Estos dos sencillos pasos ya cambiaron el ambiente del baño por sí solos, dándoles un aire moderno y elegante pero sin renunciar a la personalidad que aportan los azulejos verdes.

Se añadieron detalles como una cornisa (que al menos yo no veo en las fotos del “antes”) y se modernizaron los complementos como los toalleros y por supuesto la cortina del baño. Un detalle que apenas se ve pero en el que vale la pena fijarse es la bandejita que han puesto sobre el inodoro para poner cosas ahí. A mí me gusta un montón porque le da un aire muy coqueto pero yo habría preferido poner alguna estantería más ya que esa parte del baño no es muy estable y se pueden caer las cosas al suelo con relativa facilidad.

En mi opinión, esta reforma le ha hecho bastante bien al baño aunque yo habría quitado también los azulejos ya puestos a cambiar cosas. Tal vez un modelo sencillo y barato en blanco le habrían traído de vuelta al año 2010 sin mucho problema y por unos costes relativamente bajos. ¿Vosotros cómo lo veis?

Imágenes vía | Design*Sponge
En Decoesfera | Antes y después: un baño setentero actualizado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos