Compartir
Publicidad
Publicidad

Ikea al cubo, arte con objetos de decoración

Ikea al cubo, arte con objetos de decoración
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando el otro día os hablé de la exposición sobre diseño democrático con la que Ikea celebra sus 15 años en España, me dejé en el tintero la muestra paralela Ikea al cubo, en la que estudiantes de diseño de Madrid han creado pequeñas obras de arte con objetos de decoración de la marca sueca.

El objetivo era crear espacios únicos en cubos de dos metros y medio de lado, utilizando para ello cualquier cosa presente en las tiendas. En algunos casos se quiso que esos espacios fueran de alguna manera "habitables" y en otros se trata simplemente de una instalación artística con la peculiaridad de que todo son productos Ikea.

Como eran muchos y no todos me entusiasmaron, voy a comentar los que más llamaron mi atención.

Ikea al cubo - papeleras

Si tuviera que quedarme con un único espacio de todos los expuestos, probablemente me quedaría con este en el que se han apilado papeleras Dokument para crear paramentos permeables visualmente. Me gusta porque se usa un único elemento para cumplir muchas funciones: ladrillo, estante e incluso lámpara.

También resulta destacable el detalle de haber añadido espejos Sörli a la base de alguna de las papeleras para ampliar los matices visuales y, de paso, reflejar parte de mi -apolínea- figura mientras hacía la foto.

Ikea al cubo - espejos

Precisamente ese pequeño espejo es el protagonista de otro de los cubos que me atrajo especialmente. En este espacio se optó por pintar las paredes de negro y revestirlas con espejos Sörli, lo que creaba un gran contraste entre la superficie oscura y las imágenes reflejadas en los espejos, llegando incluso a desorientar al observador

En el centro, una silla Tobias encarada a los espejos nos incita a entrar a ese mundo de reflejos, en el que nuestra vista se perderá en imágenes que se suceden hasta el infinito hasta que a nuestra mente le cueste distinguir la realidad del reflejo. Cuenta la leyenda que tuve agallas de entrar a sentarme pero me supo mal estropear la instalación.

Ikea al cubo - más papeleras

El tercero de los espacios que os quiero enseñar parece una mezcla de los dos primeros. Al igual que el anterior, casi todas las superficies están recubiertas por un único objeto, en este caso una papelera como el primero --ahora el modelo Fniss-- y en el centro se erige también un asiento, la silla colgante Svinga.

A diferencia del espacio de los espejos, en el que primaba la oscuridad, en este la luz es omnipresente, ya que muchas de las papeleras se convierten en lámparas que inundan con su luz el cubo. Además, las paredes laterales de espejo refuerzan esa sensación a la vez que expanden el espacio interior de nuevo hasta el infinito.

Ikea al cubo - bolsas

Para terminar, os quiero enseñar el espacio que decidió salirse del cubo y crear una gran tienda de campaña a partir de bolsas azules de Ikea, culminando la obra con dos grandes lámparas realizadas a partir de las bolsas amarillas con las que realizamos la compra. Nos es que sea muy bello visualmente pero recoge muy bien el espíritu de la marca sueca, sacarle el máximo partido a todo.

Con este espacio cierro el pequeño paseo por la exposición Ikea al cubo, en la que más de 200 estudiantes de diseño de diferentes escuelas de Madrid han tratado de crear arte con objetos de decoración.

En la galería podéis ver algunas imágenes más del resto de los espacios, pero recordad que la muestra estará abierta hasta el 29 de mayo en Matadero Madrid. Si tenéis un ratito, os recomiendo que os acerquéis.

Más información | Matadero Madrid En Decoesfera | Ikea celebra sus 15 años en España con una exposición sobre diseño democrático

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos