Compartir
Publicidad
Publicidad

Puesta a punto (III): Limpiar las manchas de grasa de los suelos del garaje

Puesta a punto (III): Limpiar las manchas de grasa de los suelos del garaje
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Por una u otra circunstancia como averías o pequeños derrames muchas veces en los suelos de nuestro garaje terminan habiendo manchas de grasa muy difíciles de limpiar, y que si fuera poco debido a la acumulación de estos accidentes suelen empeorar su aspecto con el tiempo, al final solemos tener manchas negras en nuestros suelos que difieren mucho según el tipo de suelo (valga la redundancia) del que hablemos.

Cuando las limpiamos rápidamente podemos conseguir acabar con ellas con agua a presión, disolvente, o algún producto en spray, pero el tiempo del que hablábamos antes también hace cada vez más difícil, hasta que al final por mucho que hagamos resulta prácticamente imposible quitarlas a no ser que utilicemos tratamientos más agresivos.

Como en el Especial Puesta a Punto no queremos olvidarnos de ninguno de los rincones de nuestra casa hoy le toca el turno precisamente a estas manchas en los pavimentos del garaje, que podemos eliminar o al menos atenuar aunque no quiero engañaros, se trata de un trabajo bastante costoso.

Para hacerlo necesitarás una gran cantidad de aguarrás (que puedes comprar en cualqueir tienda de productos para el hogar, pinturas o ferretería) y hojas de periódico.

Cuando tengas el material localiza las marcas y pon sobre ellas el aguarrás de manera abundante, es decir, crea un charco sobre la marcha, y déjalo actuar durante media o una hora.

Luego coge un cepillo de cerdas duras o alambre y sin aclarar frota sobre la mancha. Poco a poco verás que la mancha se va disolviendo y se pasa al aguarrás, pero aclarando conseguirás llevarte el aguarrás y que la mancha se vuelva a depositar sobre el suelo, así que antes de hacerlo coloca las hojas de periódico sobre el charco, dejando que absorba la mayor parte de la grasa.

Cuando el periódico haya absorbido mancha y aguarrás puedes aclarar con agua abundante y detergente (también te toca utilizar el cepillo de cerdas duras para terminar de eliminar restos), luego con lejía, y para finalizar aclara otra vez con agua.

Si no consigues que se vayan en un primer momento repítelo tal vez no consigas acabar por la mancha, depende del tiempo que lleve la mancha en el suelo, pero conseguirás atenuarla mucho.

Especial | Puesta a punto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos