Compartir
Publicidad
Publicidad

Errores de decoración: estanterías demasiado altas o demasiado bajas

Errores de decoración: estanterías demasiado altas o demasiado bajas
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Errores de decoración hay muchos y muy frecuentes por eso no es de extrañar que esta serie resulte tan larga. Lo más frecuentes son aquellos derivados de una mala distribución y dentro de estos aquellos que se dan debido a la falta de espacio y los que causan problemas de seguridad.

Hoy vamos a hablar de un error muy común que podríamos englobar dentro del primer grupo: una mala distribución debida a la falta de espacio. En concreto del error que supone prolongar la altura de las estanterías hasta crear un espacio inalcanzable.

Este error en principio surge de una buena idea la de aprovechar al máximo la altura de la habitación como espacio de almacenamiento, el problema llega cuando no pensamos bien qué tenemos que colocar en ese espacio.

Me explico, prolongar la estantería hasta la parte más alta de la habitación o hasta el suelo supone ganar un espacio muy preciado en casas de pocos metros, sin embargo este espacio de almacenamiento es de difícil acceso.

El problema llega entonces cuando nos equivocamos y elegimos cosas de uso frecuente para guardar en estas posiciones. Lo que puede provocar en el caso de las estanterías bajas una mala postura al tener que agacharnos frecuentemente para sacar lo que necesitemos y en el caso de las estanterías altas, además de lo anterior, la necesidad de colocar o traer cada vez que vayamos a acceder a ellas un banco o escalón adicional que nos permita llegar.

Errores de decoración: la cama pegada a la pared

Luego si optamos por esta opción sólo debemos guardar en ellas cosas de poco uso, como ropa de cama de fuera de temporada o libros a los que accedamos de forma poco frecuente.

También tenemos que tener mucho cuidado con la habitación que elegimos para ampliar las estanterías. Por ejemplo en la primera de las imágenes se ve como se ha excedido la altura de las estanterías de la cocina, haciéndolas inalcanzables.

En este caso, sólo podemos utilizarlas para poner algún tipo de decoración, como los botes decorados que vemos en la imagen, ya que en esta habitación se dificulta aún más el acceso debido al ancho de los armarios que se encuentran bajo la encimera.

La segunda imagen nos muestra el ejemplo de un salón y una zona de estudio, donde podéis ver cómo se han prolongado las estanterías esta vez para colocar libros de poco uso, en este caso la estantería sí que resulta práctica, ya que tendremos que acceder a ella muy pocas veces

Si quieres prolongar tus estanterías sin errores sólo tienes que seguir unos pequeños consejos, así podrás tener todos los beneficios de unas estanterías adicionales pero disminuyendo al máximo los problemas de malas posturas y incomodidad que supone distribuir de esta manera.

En primer lugar, elige bien lo que vas a colocar en cada estantería, procurando dejar las baldas de acceso más cómodo para las cosas que necesites más frecuentemente.

En segundo lugar, si lo que vas a hacer es prolongar las estanterías en altura, elige un lugar en donde no tengas muebles anchos debajo, de esa manera el acceso te resutlará más cómodo.

Si puedes, una buena opción es optar por colocarlas cerca de puntos que te puedan ayudar a acceder a la parte alta, como la cama que vemos en la segunda imagen o un puf que puedas usar como escalón para acceder.

Imágenes vía | Delikatissen En Decoesfera | Errores de decoración

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos