Compartir
Publicidad
Publicidad

Una silla que te abraza

Una silla que te abraza
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

¿A quién no le gusta un buen abrazo por la mañana a la hora del desayuno o por la noche al llegar cansado del trabajo?... Pero algunos vivimos solos y no podemos tenerlo tantas veces cómo nos gustaría, evidentemente que te abrace una silla no es igual que qué lo haga un ser querido, pero algo es algo y tiene cierta gracia.

Esta silla te recibe siempre con los brazos abiertos, en el sentido más literal de la palabra, me parece muy divertida y entrañable y aunque no transmita el cariño de una persona, al menos sí que al verla conseguirá arrancarnos una sonrisa, yo creo que incluso se le puede poner nombre, para asociar así que nos abraza alguien a quien nos apetece recordar.

A mi la verdad es que me encanta y no me importaría nada tenerla en mi salón, pero que me la pongan en azul, que le voy a poner nombre de chico, yendo aún más lejos se le podría pintar en el respaldo una cara en plan emoticono, ojos y boquita sonriente, para darle aún un toque más humano.

Vía | Behance En Decoesfera | Divertidas sillas con forma de lengua

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos