Compartir
Publicidad

Salones difíciles: múltiples aberturas

Salones difíciles: múltiples aberturas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando el otro día empecé a hablarles de salones difíciles os hablé de columnas pero existen otros elementos arquitectónicos que pueden hacer que sea difícil decorar nuestro salón, por ejemplo: las aberturas.

Algunos de ustedes se asombrarán ¡con lo bien que está tener un piso exterior!, claro, tener un piso exterior es lo mejor, pero suponed que en vuestro pequeño salón tenéis tres ventanas muy juntas, ahí está el problema de cómo vestir el salón, sobre todo cuando a estas tres ventanas se le unen varias puertas o una terraza.

En estos casos es muy difícil aprovechar totalmente el espacio y los recursos que nos ofrece el salón, ya que no podemos aprovechar las paredes por ejemplo para poner una librería o una cómoda, a no ser que las hagamos a medida, las cortinas decorativas quedarán muy juntas, y muchas veces ni siquiera tendremos espacio para el pasillo en el caso de tener múltiples puertas.

Por eso, en estos casos, lo más importante es poder usar hasta el último centímetro que nos deje físicamente nuestro salón. ¿Cómo podemos hacerlo?

Salon con varias ventanas.jpg

A. Cerrando las aberturas que no necesitemos: es lo más básico, si tenemos 3 ventanas y una muy pequeña que no suma luz, pero resta espacio podemos cerrarla sin ningún tipo de problema

B. Utilizando muebles a medida: son bastante más caros pero son la única solución en salones que tienen medidas muy "estravagantes".

Por ejemplo cuando tenemos dos ventanas muy juntas y no encontramos ninguna cómoda que no encaje perfectamente en medio de ambas, lo mismo si lo que queremos poner es una librería o una pequeña mesa

20060818_lutron_salon.jpg

C. Utiliza puertas y ventnas correderas o con aberturas laterales, así no restarás tanto espacio a tu decoración al reucir el espacio para abrirlas

D. Intenta que tu salón tenga una distribución central, es decir que el centro de la decoración esté en el centro de la habitación, donde no interfiera con las aberturas, aunque después en las paredes tengas alguna librería o cómoda, procura no pegar por ejemplo el sillón a la pared, para no tener que no pueda molestarte abrir la ventana cuando estás sentada.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos