Compartir
Publicidad
Publicidad

Espacios que inspiran: un salón luminoso para amantes de los carteles de principios de siglo

Espacios que inspiran: un salón luminoso para amantes de los carteles de principios de siglo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como os he dicho en otras ocasiones, soy una gran amante de la decoración nórdica. Hoy os traigo una vez más un salón en el que se percibe el estilo escandinavo pero en el que además se puede ver que el que lo ha decorado es un amante de la cartelería de principios de siglo.

En la imagen que encabeza el post podéis ver la gran fortaleza que tiene este salón, que son sus ventanas. Estas ventanas, aunque no muestran un paisaje espectacular sí que permiten pasar la luz a raudales, circunstancia que se aprovecha con el color blanco de la pared que la refleja y que solo es interrumpido por las vigas en madera vista.

Observad cómo los dueños han creado dos espacios sin separación física: por un lado la zona de tertulia que estaría en donde se encuentra el sofá y la mesa baja, con su alfombra y por otro lado la zona de lectura, más cerca de la ventana pero que también tiene su propia alfombra para hacerla más acogedora.

Zona de tertulia del salón luminoso

Sobre estas líneas podéis ver más de cerca la zona de tertulia. Aquí tenemos lo que se ha convertido ya oficialmente en el topicazo de 2011, el sofá con chaiselongue de color azul marino sobre el que se han colocado cojines blancos y a rayas que rompen la monotonía de esta pieza que, por lo demás, se convierte en el centro de todas las miradas.

Me gusta mucho la alfombra porque no he visto ninguna igual y me encantan sus motivos geométricos. Otro gran acierto de esta parte de la casa, que veremos en otra pared, son los cuadros de carteles de principios del siglo XX que aportan mucha personalidad y el toque de color justo para que el salón no nos quede demasiado soso. Es posible que yo hubiera elegido otra lámpara para dar la luz sobre el sofá, ya que la que hay se me queda pequeña para la cantidad de espacio disponible, aunque por lo demás no le pongo pegas a esta zona.

El rincón de lectura del salón luminoso

El rincón de lectura es mi parte favorita de este salón, aunque tiene pocos elementos. Simplemente con un sillón han conseguido un rincón acogedor en el que dan ganas de pasar las tardes enteras. Al alcance de la mano hay una estantería en la que se ubican los libros que se estén leyendo en el momento y de nuevo vemos una luz que facilite la lectura cuando ya no hay claridad exterior.

Fijaos en que aquí tenemos de nuevo otro póster de propaganda y junto a él se ha puesto una obra abstracta, que hace un contraste perfecto. Me encanta cómo han combinado muebles más antiguos como el aparador con otros más modernos como la estantería y la mesita baja que intuyo que son de Ikea.

La gran pega que le veo a la zona de lectura es el hecho de haber puesto los juegos de mesa en el suelo ya que dan sensación de estar desordenados, yo los habría escondido de la vista a no ser que los dueños de la casa jueguen todos los días. También habría elegido una alfombra a juego con la que vemos en la parte del sofá para crear unidad y que no diera la sensación de que estamos ante dos casas diferentes.

¿Os gusta este salón luminoso? ¿Cuáles aciertos adoptaríais para vuestra casa?

Imágenes | Alvhem En Decoesfera | Espacios que inspiran: un salón para amantes de los viajes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos