Compartir
Publicidad
Publicidad

Cinco formas originales de almacenaje en pared

Cinco formas originales de almacenaje en pared
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los amantes del orden, necesitamos en casa un buen número de muebles contenedores o de almacenaje de todo tipo, para colocar los diferentes objetos personales y de la casa, dependiendo del tipo de estancia, del estilo decorativo de la casa y de las características de los objetos que necesitemos guardar, deberemos elegir entre estanterías, consolas, vitrinas, cajoneras... La variedad de muebles en el mercado es muy amplia, siempre encontraremos algo que se ajuste a nuestras necesidades.

En Kellogg Furniture, firma especializada en mobiliario de madera de todo tipo, he encontrado una interesante selección de pequeños muebles contenedores de pared, la principal ventaja es que al ir colocados sobre la pared a cierta altura no ocupan superficie en el suelo, eso es algo a tener muy en cuenta especialmente en pequeños apartamentos, estos muebles pueden ser adecuados para salón, dormitorio, comedor... Incluso recibidor o pasillo, veamos algunos ejemplos.

composicion de estantes y puertas

Disponen de un par de composiciones de cajas, algunas con puertas otras sin ellas, también algún cajón intercalado, combinados todos de forma asimétrica creando conjuntos originales y divertidos, me parecen perfectos para cualquier estancia de la casa, al disponer de zonas abiertas y otras cerradas permiten colocar tanto objetos de adorno o que queramos que queden a la vista, como otros que necesitamos guardar pero que son utensilios que preferimos que permanezcan ocultos.

Podemos elegir entre un par de modelos diferentes, a la hora de decidir lo más importante es tener en cuenta las medidas y que las posibilidades de almacenaje cubran nuestras necesidades, si buscamos un elemento más bien decorativo, podemos optar por algo más abierto y únicamente con un cajón o puerta, si preferimos algo más funcional, nos interesará más cerrado y con un par de estantes al aire.

alacena con cajon

También hay otras opciones más convencionales en diseño como pequeñas alacenas con un par de puertas, se trata de una pequeña estantería pero que no deja ver lo que almacena en su interior, pueden ser perfectas para el comedor, allí podemos colocar parte de la vajilla, para una habitación infantil, un lugar donde guardar algunos objetos del niño, también podría ser una opción para el recibidor, aunque yo creo que me decidiría por algo más abierto.

En cualquier caso la de Kellogg tiene también su detalle porque junto con los dos compartimentos de puertas principalmente pensados para almacenaje, dispone de un mini estante para decorar con una foto, un detalle cerámico o una pequeña planta y un pequeño cajón debajo, que aunque parezca poco útil por su tamaño, en realidad nos vendrá genial para guardar objetos pequeños, que de otro modo son tan difíciles de encontrar cuando se pierden entre un montón de cosas.

mini vitrina de pared

Me ha gustado especialmente la vitrina, en las casas de estilo clásico es habitual encontrar en el comedor una gran vitrina, en la que se expone la vajilla, esa que se usa sólo en las fiestas, junto con un montón de figuras decorativas que se han ido acumulando con el paso de los años, sin embargo en los apartamentos pequeños de hoy en día esa opción es inviable, pocos se pueden permitir un mueble de exposición de esas dimensiones.

Sin embargo todos tenemos algún objeto que nos gusta enseñar, así que por qué no contar con una pequeña vitrina de pared en la que mostrar un juego de te, un tu y yo, algunos platos especiales o simplemente algunas figuras de barro, porcelana o similar, que nos hayan regalado o que hayamos comprado nosotros mismos, yo en mi salón tengo una parecida con mi juego de café favorito.

estante con cajon

Finalmente entre las propuestas más sencillas un estante único con un pequeño cajón para detalles, me gusta la propuesta aunque preferiría que la madera fuese más gruesa, me gusta el mobiliario robusto, pero eso es ya una cuestión personal, también prefiero para la pared un color que contraste con la madera y no que parezca mimetizarse con ella.

En cualquier caso un mueble básico como este puede ser perfecto para un pequeño recibidor, si no lo colocamos muy alto aún podremos colgar encima un espejo, en el estante podemos colocar lo que queramos en el interior, fotos, adornos, libros, sobre él yo ubicaría una planta y ese pequeño cajón es perfecto para las llaves y otros pequeños elementos típicos la entrada de la casa.

Más información | Kellogg Furniture En Decoesfera | Una buena idea: estantes integrados en papel pintado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos