Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Piso compartido: consejos de decoración para mantener la armonía

Piso compartido: consejos de decoración para mantener la armonía
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Comunidad
image


Instagram


Lo mejor

Si compartes piso tu dormitorio será el espacio más privado del que dispongas, el resto de las estancias constituirán la zona común de la que podréis disfrutar tus compañeros y tú y por tanto, es aconsejable decorarlas teniendo en cuenta los gustos generales. Para evitar que surjan fricciones de esa puesta en común de ideas y tendencias, vamos a darte con Leroy Merlin unos consejos básicos para mantener la armonía sin perder estilo.

Diferenciar ambientes

1 Diferenciar1

Adecua las zonas comunes como el salón y el comedor a sus distintas posibilidades de uso. Para ello, nada mejor que estructurarlas en ambientes concretos: de tertulia, de televisión, de lectura... Que permitan ocuparlas de forma independiente y según las necesidades del momento. La manera más sencilla de hacerlo es estudiando bien cómo van a disponerse los muebles.

Para conseguir diferenciar estas zonas, puedes colocar una estantería que no llegue hasta el techo, a media altura, que funcione como separación estructural sin cerrar los espacios, tenga capacidad de almacenaje y no reduzca la luminosidad. Otro modo de lograrlo es con paneles decorativos semitransparentes, que aunque tamizada también permiten el paso de la luz.

Sofá tamaño XXL

2 Sofa

Escoge muebles sencillos y funcionales para el salón, que no falte una mesa para el televisor con cajones y un sofá cómodo y grande, sobre todo si el piso lo compartes con más de dos personas, para que quepáis todos holgadamente.

Recuerda elegirlo de una tela sufrida, que no suponga demasiados problemas a la hora de limpiarlo. Para completar el conjunto: una mullida alfombra, una lámpara de pie para la lectura o para ver la televisión y algunas láminas enmarcadas en la pared, así esta no se verá desnuda y dará sensación de hogar.

Todo en orden

Espacio1

El orden y la limpieza suelen ser motivo de riñas en cualquier espacio de convivencia, por eso lo más práctico es establecer una serie de turnos para cada una de las tareas más habituales. Para tenerlo todo ordenado es aconsejable buscar un espacio en el que puedas disponer unas cajas de madera con prácticas ruedas en las que guardar mantas, revistas, mandos o cables de recarga. Píntalas con alegres motivos que os sirvan para diferenciar o con el nombre de lo que deben guardar cada una de ellas.

Espacio2

Si te gusta la lectura y no hay espacio para colocar una librería, una buena idea es montar un pequeño y acogedor rincón de lectura con una base de palets y muchos cojines sobre los que podrás recostarte cómodamente. Coloca los libros entre las ranuras de los palets y además de tener siempre localizado tu último libro conseguirás dar a ese espacio un ambiente chic y bohemio. Seguro que tus compañeros también querrán usarlo.

¿Baño privado? Un sueño

Bano1

Sí, ya sabemos que lo mejor es, sin duda, disfrutar de un baño propio, por pequeño que sea, y preferiblemente integrado en el dormitorio o dispuesto junto a este, pero no nos engañemos, en un piso compartido eso es casi una utopía, a menos que te animes a instalarlo en tu habitación. Si esto no es factible, lo mejor es intentar la máxima independencia posible instalando doble equipamiento que permita su uso simultáneo por más de una persona.

Bano2

También es muy práctico colocar algún armario con cajones y baldas independientes para cada usuario, de este modo facilitará que cada uno pueda tener su espacio en el que colocar sus objetos personales, de aseo o maquillaje y, al estar cerrado, evitaréis el desorden y el exceso de objetos a la vista.

Una cocina funcional

Cocina1

Como sois varios usando la cocina, una idea práctica es colocar una barra con taburetes, que no ocupará tanto espacio como una mesa y le dará un aire juvenil y desenfadado. Además, creando un rincón agradable en esta habitación se favorece la comunicación pues en un piso compartido lo habitual es que cada integrante tenga un horario propio.

Precisamente por lo anterior, la diversidad horaria, y también para regular la convivencia, lo mejor es fijar un horario de uso y unos turnos de limpieza. La cocina es el lugar ideal para colocar una pizarra o un tablón de notas para dejar claras todas estas cuestiones, que servirá también para compartir fotos y documentos o dejar avisos.

Cocina2

Aunque pueden compartirse utensilios y hacer una compra común, lo ideal es que cada uno haga su compra y disponga de un espacio asignado en los armarios, así evitaréis cualquier tipo de fricción, no hay nada peor para favorecer la convivencia que descubrir que tu paquete de galletas preferido ha desaparecido. Unas baldas diferenciadas o unos cajones optimizan el espacio de almacenaje y son muy cómodos, ya que permiten controlarlo todo de un vistazo.

Dormitorio: tu reino particular

Piso Compartido

Tu habitación será la única estancia de toda la casa sobre la que tendrás pleno dominio y podrás decorarla y habilitarla a tu entero gusto, sin tener que pactar para llegar a un acuerdo sobre qué colores, estilo o muebles hay que poner, así que ¡adelante! Si tienes una afición concreta o eres coleccionista esta es tu oportunidad de lucir tus hobbies como te plazca. Dispón de prácticas estanterías para colocar tus libros, coches antiguos o trofeos deportivos, que aquí no estorbarán a nadie.

Siempre que el tamaño lo permita, estructura la habitación en distintas zonas: estudio, vestidor, descanso... Para disfrutarla a lo largo de los diferentes momentos del día. Si el techo es alto, crea un altillo para sacarle partido como zona de relax o de almacenaje, es una solución muy práctica.

Zona de trabajo

Trabajo2

Aunque parezca una quimera, es posible habilitar un espacio para el trabajo o el estudio en un piso compartido. El lugar ideal para ubicarlo es en tu propio dormitorio, pero si por sus dimensiones eso no es posible, procura buscar un rincón en el que colocar unas baldas para libros y otros objetos que necesites y un pequeño escritorio. Eso sí, nadie te garantiza que no tengas que hacerte también con unos buenos tapones para los oídos.

Piso pequeño: extra de imaginación

Salon Compartido

Que la falta de metros cuadrados no te desanime, puedes seguir las últimas tendencias y conseguir igualmente un hogar moderno y acogedor. Lo primero es planificar el espacio con cuidado y amoldarse a las características del piso, un techo inclinado, una zona común estrecha y alargada o un tono aburrido en las paredes no tienen porqué ser un obstáculo insalvable.

Al contrario de los dormitorios, para las zonas compartidas como el salón, la cocina o el cuarto de baño, es importante que tus compañeros y tú elijáis juntos el estilo. Lo más seguro sería quedarse con un conjunto neutro y adornarlo con detalles que correspondan a cada gusto personal, como una mesa de color o algunos objetos de líneas modernas.

Si te han gustado estas propuestas básicas para mantener la armonía en un piso compartido, en la página web de Leroy Merlin encontrarás todo lo necesario para llevarlas a la práctica.

En Planes de Otoño

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados
Inicio
Inicio

Ver más artículos