Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Papel pintado y… lo que tú quieras: atrévete a mezclar como los mejores interioristas

Papel pintado y… lo que tú quieras: atrévete a mezclar como los mejores interioristas
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Comunidad
image


Instagram


Lo mejor

¿Lees un post o miras una revista y te enamoras de estilismos que jamás llevaras a cabo? ¿Te parecen demasiado sofisticados, complejos o caros? ¿Te da la sensación de que están hechos para gente glamourosa o con mucho tiempo libre? Llegó el momento de cambiar eso.

Generalmente se trata de estilismos bastante eclécticos, donde la clave de todo es saber mezclar los colores, las texturas y los estilos. Hoy, de la mano de Leroy Merlin, te contamos cómo decorar como un interiorista las paredes de tu hogar mezclando distintos materiales.

Ladrillo, degradados, mármol, papel pintado, madera, pintura blanca, cromados... Descubre cuáles son las mejores combinaciones en función de cada estilo, para conseguir estancias con gran personalidad.

Natural: Madera, microcemento y piedra

Pared Natural 3

Para los amantes de este estilo, las tendencias más hermosas mezclan distintos materiales dentro de una gama de colores muy limitada, aunque irresistiblemente luminosa, delicada y bella. La base está formada por tonos tierra, arenas y grises.

Para lograr el aspecto natural en nuestras paredes buscaremos materiales con textura: una pared con un acabado enyesado, otra pared revestida con plafones de madera clara, como el pino o también nos sirve revestir la pared con aglomerado, OSB o MDF. Se trata de diferentes tipos de aglomerados, los cuales están muy de moda.

Pared Natural 1

Agregaremos un par de paredes de microcemento pulido, y otras con la simple y siempre fresca pintura blanca con acabado mate. Otra opción muy acertada para el microcemento es forrar la pared con grandes placas de pizarra o mármol. Ambos materiales darán es look orgánico que buscamos.

Si te apetece darle a tu hogar un aire más Slow Design, una tendencia muy parecida al estilo Natural en la que se introducen elementos de diseño, podemos sustituir las paredes de microcemento por unas baldosas blancas con lechada negra. Otra alternativa es un coqueto papel pintado a cuadros en tonos grises, como el que vemos al inicio de este apartado.

Industrial chic: Metal, madera, ladrillo y baldosa

Pared Industrial 9

El estilo industrial es uno de los más versátiles de todos. Todo vale, siempre y cuando cada elección que hagas armonice con el resto de paredes. Puedes mezclar paredes de ladrillo visto con baldosa hidráulica, papel pintado imitando planchas de metal envejecido y microcemento, o madera envejecida junto con paredes blancas.

Trataremos de buscar siempre el contraste. Por ejemplo, al lado de una pared envejecida con mucha textura, como puede ser la madera o el ladrillo, pondremos paredes más luminosas y sencillas, como una pared blanca o de baldosa.

Pared Industrial 3

Otra premisa que deberás tener en cuenta en el momento de decorar un espacio abierto de estilo industrial es dejar alguna pared o techo en blanco. En su defecto puedes escoger materiales blancos, papel pintado que imita madera envejecida blanca, ladrillos blancos, planchas metálicas blancas o baldosa blanca. Procura no mezclar mucho y jugar como máximo con tres tipos distintos de materiales en un mismo espacio.

Mid-Century: Paneles de madera, cromados y pintura blanca

Pared Midcentury 3

Si por algo se distingue este estilo es por su look sobrio y masculino. Piezas de diseño de madera y plástico, colores planos oscuros que contrastan con mini toques de color brillante, mucho tweed, toques cromados y algo de piel.

Las paredes son tan protagonistas como cualquier pieza de diseño. Destaca por tener paredes de aspecto muy austero, como son las de madera oscura. Generalmente se usan gigantescas placas de contrachapado, tanto en acabado bruto como en acabado pulido, aunque no brillante. También pueden servir para revestir los techos, consiguiendo así, un original total look.

Pared Midcentury 1

Aunque si buscas algo menos atrevido, puedes mezclar estas paredes de madera con paredes pintadas en blanco, o de color. Los colores serán generalmente tonos oscuros, que contrasten entre sí. Un esmeralda con un azul navy o un púrpura.

Otra bella opción con la que lograrás algo más de luminosidad es usar colores más brillantes como el rojo, mostaza o naranja, en pequeños paños de pared. Y como guinda final forra alguna micro pared (una columna, la parte superior de la chimenea...) con planchas metálicas de tono cobrizo o dorado.

Nórdico: Colores pastel, mucho blanco y baldosa de metro

Pared Nordico 4

De un estilo más bien oscuro y masculino pasamos al luminoso look escandinavo, que de todos, puede que sea el que más a mano tengamos, y más sencillo nos resulte de aplicar en nuestros hogares.

En este caso nos centraremos en dos aspectos. El color, que será, indiscutiblemente, el blanco y los materiales, los cuales serán los responsables de agregar personalidad y calidez a nuestro hogar.

Pared Nordico 3

En este caso la calidez la lograremos a través de distintos materiales que mezclaremos en todas las paredes de nuestro hogar. Lo único que tendrán en común todos estos materiales es que son del mismo color blanco o crudo.

Puedes decantarte por madera en lamas, tanto para pared como techos, papel pintado que imite planchas de metal, ladrillo blanco, textiles y baldosa de metro con lechada blanca o incluso negra. Si quieres agregar un aire algo más masculino añade toques de madera natural, sin pintar, y en negro a la ecuación.

Pared Nordico 2

Aunque el estilo escandinavo es básicamente blanco, con crudos y algún toque de madera clara, también hay la opción de añadir algo de color a través de los pasteles. Combinar paredes blancas de distintas texturas con paredes forradas de papel pintado con estampado geométrico en tonos pastel queda realmente dulce.

Bohemio: Papel pintado, degradados, cromados y estucos

Pared Boho 4

Es sin duda alguna el estilo más sofisticado de todos. Al igual que en el estilo Industrial, vale todo, con lo cual es más fácil equivocarse. Puedes mezclar cualquier color, textura y material. Desde colores neones, a pasteles o cromados, estampados tropicales y clásicas baldosas. También puedes forrar textiles y agregar madera o metales.

Es un auténtica locura, aunque, si se hace bien, es uno de los looks más genuinos de todos. Lo mejor es seguir a rajatabla las normas que vamos a contar, para que no haya margen de error, y así te quede un estilismo de revista.

Pared Boho

Combina lo viejo con lo nuevo, paredes de ladrillo viejo, pintura desconchada o estucos con paredes blancas impolutas. Añade algo de textura a través de materiales como baldosas metálicas, paneles de madera, papel pintado o frescos y mézclalos con paredes lisas. Pero no abuses de la textura, ponla en lugares discretos o usa colores neutros.

Agrega colores oscuros como el azul Navy, el esmeralda, turquesa oscuro, gris e incluso negro y combínalos con tonos neutros como arenas, crudos y rosas palo. Da algunos toques de color, como el rojo, rosa, amarillo o dorado, a través de pequeños paneles, puertas y marcos de ventana. Añade grandes paneles de colores neutros y/o luminosos para que el ambiente respire.

Vegetal

Mezcla estampados de distintos estilos y formas junto con paredes lisas, forra una puerta con papel tropical, reviste una pared con baldosa estampada estilo hidráulico, y al fondo coloca contrachapado. Dale protagonismo a los estampados buscando el contrapunto con paredes totalmente opuestas. Y finalmente no te olvides de añadir pequeños acentos en cromados u oros.

Clásico: Baldosa, mármol y pintura blanca

Pared Clasico 5

Es el estilo más clásico, el más conocido e interiorizado por todos. El que hemos visto más a menudo en casa de nuestros abuelos o en películas, pero no por ello es menos hermoso y recurrente. Todo lo contrario es un look totalmente actual y al alza.

Partimos de una base neutra (colores blancos o neutros extra claros) a la que añadimos textura y color a través de la madera pintada, el mármol y la baldosa hidráulica. Destacan los arrimaderos de madera pintados, de baldosa hidráulica o los que van simplemente pintados en algún color.

Pared Clasico 3

Es muy habitual ver en estas paredes la combinación de arrimadero de madera y pared de baldosa hidráulica, mitad y mitad, o arrimadero de madera y pared de color pintada. Aunque los looks más modernos se decantan por mezclar la baldosa con microcemento pulido.

En cuanto a los colores, los que más destacan son las bases blancas o neutras con toques de colores contrastados, como el negro, pizarra, lapizlázuli, rosa palo, verde esmeralda o los tierras. Acabamos este look forrando una pared entera, como la del comedor, de mármol.

Pared Clasico 1

Las texturas las podrás aplicar a través de plafones madera natural o vinilos adhesivos que imiten la madera. También con papel pintado que imita elegantes plafones de madera, baldosa de metro en blanco y negro, y con lechada negra, o usando papel pintado que imita baldosa hidráulica.

Como ves mezclar colores, texturas y materiales para crear un hogar con personalidad y mucha calidez es todo un arte. Aunque siguiendo estos consejos conseguirás un look de película. Todo lo que necesitas para llevar estas ideas a cabo lo encontrarás en la página web de Leroy Merlin.

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados
Inicio
Inicio

Ver más artículos