Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Si quieres una casa happy pásate a la decoración Hygge

Si quieres una casa happy pásate a la decoración Hygge
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Comunidad
image


Instagram


Lo mejor

¿Sabes esa reconfortante sensación que te invade cuando te envuelves en una suave manta, mientras te recuestas en tu sofá para degustar una humeante taza de chocolate? Ese sentimiento es lo que los daneses definen como Hygge, una filosofía de vida en la que prima la felicidad de las cosas sencillas y que puede traducirse como lo acogedor. Con Leroy Merlin puedes trasladar este concepto a la decoración de tu hogar, rodeándote de las cosas que te hacen sentir bien. ¿Quieres descubrir cómo?

Siente el calor de tu hogar

Chimenea

Para conseguir un hogar hygge necesitas tener leña ardiendo, es una de las máximas de esta filosofía escandinava. En Dinamarca, las noches invernales duran 15 horas y las temperaturas oscilan entre -2º y 2º, por lo que allí es una obligación disponer de un medio de calefacción. Afortunadamente nuestro clima es más cálido, pero eso no significa que no puedas disfrutar de un leño chisporroteando ¿Hay algo más relajante e hipnótico que contemplar cómo se quema?

La opción más sencilla es escoger una estufa de leña, que puedes colocar en tu salón o incluso en tu dormitorio si es lo suficientemente grande. Decántate por el estilo y color que sean más acordes con tu hogar, para que no desentone, y déjate llevar por el placer de acurrucarte ante un reconfortante fuego.

Escoge madera

suelo

La madera es el material clave de esta decoración. Casi todas las casas escandinavas tienen suelos de maderas nobles, pues resultan más confortables, pero si tu máxima es la practicidad no dudes en elegir un suelo cerámico de madera, más resistente al uso continuado pero sin perder el aspecto cálido y acogedor de la madera.

Suelo Madera

La decoración danesa se caracteriza por su simplicidad, por eso es necesario que los muebles no sean recargados, sino ligeros y de lineas rectas y sencillas. Una gran mesa de madera, que sirva tanto para trabajar como para comer o recibir a tus invitados, es el complemento ideal a ese suelo que antes te comentábamos. Puedes realizarla fácilmente con un tablón de madera, así podrás ajustar la medida al espacio del que dispongas y a tus necesidades.

Suelo1

Puedes combinar distintos suelos cerámicos en las estancias de tu casa, no tiene que ser todo uniforme. De este modo cada suelo puede adecuarse a la decoración de cada habitación. Madera natural en el salón, por ejemplo, y blanca o gris pálido en tu dormitorio. Conseguirás un toque único maravilloso.

Que las luces sean cálidas

lucescalidas

En los países nórdicos no abundan los días de sol. Las ventanas se aprovechan al máximo, eliminándose de ellas cualquier adorno que obstruya la luz diurna, por eso se suele prescindir de cortinas y visillos. Siendo la luz un bien tan escaso, se presta especial atención a la iluminación artificial.

Si quieres conseguir el estilo hygge deberás escogerla en tonos anaranjados, que transmiten mucha más sensación de calidez que los tonos azulados o blancos, más fríos. No prescindas de las velas, al contrario, llena de tu casa de ellas, de distintos tamaños y formas, pues quedan bien en cualquier zona de tu vivienda y conseguirás un ambiente íntimo y relajante insuperable.

Haz de tu dormitorio un espacio acogedor

dormitorio

No es necesario que seas nórdico para saber que un dormitorio agradable, con una gran cama mullida y cálida, aleja el estrés y los problemas. Los problemas déjalos fuera de tu hogar, en su interior todo tiene que ser agradable y acogedor, especialmente tu dormitorio pues es la base de tu descanso. Escoge texturas cálidas, como la de una esponjosa manta o funda nórdica y aléjate del metal o el cristal. En la decoración hygge no prima solo el aspecto, los sentidos son muy importantes.

Pisa sobre mullidas alfombras

Alfombra

El bienestar es la base de la filosofía hygge, por eso todos los elementos y materiales escogidos están destinados a proporcionar calidez: muebles de madera, mullidas alfombras repartidas por toda tu casa, cojines esponjosos, mantas de crochet o lana, sofás y sillones tapizados en piel, entre otros, son los que se encargarán de transmitir esa agradable sensación de agrado. Coloca una alfombra de pelo largo junto a tu cama, sentirás esa agradable sensación nada más despertarte de un reparador sueño, y en el resto de la casa reparte alfombras de materiales suaves y distintos tamaños.

Mímate mucho

Mimate

Disfrutar del hygge es lo más sencillo del mundo, pues este concepto implica que dediques un tiempo diario a hacer lo que te haga sentir bien. No todo es trabajar y hacer las tareas debidas, debes dedicarte un poco de tiempo a cuidarte, mimarte y relajarte sin que estar pendiente de tus obligaciones. Concéntrate en las pequeñas cosas. Al principio te costará conseguir esta desconexión, pero lo conseguirás poco a poco.

Tu cuarto de baño es el lugar idóneo de tu hogar para lograrlo. Enciende unas velas aromáticas, llena tu bañera de agua caliente y añade un aceite esencial, prepara una mullida toalla para secarte después y sumérgete en un baño de despreocupación. Relájate y disfruta ¿No es sumamente agradable?

mimate2

¿Te gusta la literatura? ¿Adoras la poesía? Puedes copiar un fragmento de tu obra o poema preferidos pintándolo directamente sobre una de las paredes de tu hogar. Si lo haces en la entrada, tus palabras preferidas te saludarán cada vez que entres en tu casa o salgas de ella, produciéndote una agradable sensación y, de paso, habrás encontrado una forma original y distinta de decorar la pared que escojas.

Rodéate de libros

Libros

Una de las mejores actividades que puedes realizar en tu hogar es la lectura, a los daneses les encanta y por eso llenan su casa de libros pues les aporta felicidad y tranquilidad. Apaga el televisor y el ordenador, ve a tu rincón favorito, abre un libro y ¡disfruta! Puedes montar una práctica y decorativa estantería con lamas de madera para guardar todos tus volúmenes, si son de distinto tamaño no te olvides de dejar suficiente espacio entre ellas para que puedas guardarlos sin problemas.

Recibe a tus amigos y familiares

portada

Por regla general, a los daneses les sorprende la afición que tenemos aquí por quedar con los amigos fuera de nuestros hogares. En Dinamarca, estos encuentros tienen lugar en las casas particulares, que cuentan con una cocina abierta, grandes mesas y una confortable chimenea. La filosofía hygge anima a reunirse con amigos y familiares, en torno a una mesa puesta con mino, decorada con flores frescas silvestres, luz tenue de velas, una agradable melodía de fondo y una buena conversación.

Concéntrate en tu rincón preferido

Rincon

Hyggekrog es el término que usan los daneses para referirse al rincon preferido de su casa, preferiblemente al lado de una ventana que permita disfrutar de luz natural, al que se retiran cuando quieren acurrucarse con un buen libro, una manta y una taza de té. Si quieres disponer de tu propio hyggekrog, añade a ese rincón unos cuantos cojines, una manta gruesa y disfruta del momento. Concéntrate, hacer más de una cosa a la vez no está permitido.

Lampara

Puede que cuando llegues a casa sea tarde y ya no puedas disfrutar de esa luz exterior que tanto gusta a los daneses, pero no quieras renunciar a pasar unos confortables minutos en tu rincón preferido. En ese caso busca una coqueta lámpara de pie que te proporcione una luz cálida y suficiente para practicar tu afición predilecta.

Si quieres una casa happy y vas a pasarte a la decoración Hygge, ya sabes que en la página web de Leroy Merlin encontrarás todo lo necesario para conseguirlo.

En Planes de Invierno

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos