Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Enamórate del estilo Belga, te enseñamos cómo conseguirlo

Enamórate del estilo Belga, te enseñamos cómo conseguirlo
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Comunidad
image


Instagram


Lo mejor

Entre los muchos estilos decorativos del momento, hay uno que cada vez está tomando más relevancia, atrayendo cada día nuevos adeptos del interiorismo. Se trata del estilo belga, una tendencia rústica que se basa en la naturalidad y la elegancia combinando lo antiguo y lo moderno a la vez.

Enamórate del estilo Belga, con estas propuestas de Leroy Merlin te enseñamos cómo conseguirlo. Repasaremos contigo las claves decorativas más importantes de esta tendencia. Si eres de los que pierden la cabeza por los ambientes naturales, rústicos y el Shabby Chic, te encantará. Toma nota.

Diferencias entre Shabby Chic, neorústico y estilo Belga

Estilo Belga 10

A primera vista puedes pensar que es como el estilo Shabby Chic o incluso que, a veces, se parece al estilo neorústico. Sin embargo existen evidentes diferencias que distinguen estos tres estilos entre si. A grandes rasgos contarte que los ambientes de estilo Belga son más serenos y elegantes, mientras que los espacios Shabby Chic tienen un aire campestre, femenino y desenfadado. Por otro lado el estilo neorústico es más sobrio, masculino y zen que el Belga.

Si los muebles del Shabby Chic tienen esa patina envejecida en el estilo Belga los muebles tienen un aspecto impecable, si en el Shabby los colores eran dulces, a base de rojos, azules, rosas y amarillos mezclados con tonos neutros en el Belga la paleta cromática se ajusta únicamente a tonos neutros y tierras.

Otra gran diferencia la encontrarás en los estampados, ya que en los hogares Shabby vemos Toiles de Jouy y rayas por todas partes, en cambio en el estilo belga los estampados desaparecen. En conclusión, se trata de un estilo más sobrio, señorial y masculino que el Shabby.

Estilo Belga 3

En cuanto al estilo neorústico o natural las diferencias aunque parecen mínimas, en realidad no lo son tanto: Usan la misma paleta de colores, los mismos materiales, las mismas texturas y tampoco usan estampados.

La gran diferencia recae en las líneas de los muebles y complementos, si en el estilo Belga los muebles son clásicos o rústicos mezclados con alguna pieza actual, en el estilo neorústico todos los muebles son de líneas simples y minimalistas, confiriendo a este un look contemporáneo que no tiene el estilo Belga.

La regla de oro del estilo belga es crear espacios elegantes con un aire rústico sin llegar a la formalidad del estilo clásico. Para conseguirlo trata de no perder nunca la naturalidad, usando materiales brutos, sin embargo en muchas ocasiones los ambientes son realmente señoriales.

Una vez explicadas las diferencias, es importante comentar que las etiquetas son tan solo una guía para orientar y distinguir qué es qué, pero una vez aclaradas sus características, podemos hacer con cada estilo lo que queramos, mezclarlos entre sí y añadir un poco de nuestra personalidad. Esto es lo mejor de la decoración, que cada casa es distinta y aunque tengan un mismo estilo, tienen su toque personal.

El elemento protagonista: La madera

Estilo Belga 1

Los hogares que usan este estilo son acogedores, cómodos y armoniosos, para conseguirlo da protagonismo a la madera. Los suelos siempre van revestidos de madera natural, bruta y mate, es interesante dejar a la vista las vigas de los techos. Otro recurso muy confortable son los arrimaderos de madera, sin embargo en este caso van pintados.

Además de ese aire elegante y clásico de los ambientes decorados al estilo belga, estos hogares tienen un look tremendamente natural. A pesar de ese punto señorial, siempre tienen ese aire rústico que le confiere la madera. Es por eso que es uno de los materiales protagonistas.

Estilo Belga 8

Pero cuando uno abusa de la madera puede conseguir algo no deseado, un espacio rústico, rudo, oscuro y pasado de moda. Por eso es importante tratarla como una base neutra. Apuesta por los suelos de madera y paredes en tonos claros.

Crea una base neutra: Una paleta cromática simple

Estilo Belga 7

Una de las características básicas de esta tendencia es su paleta cromática, una paleta sencilla y llena de contrastes, a base de tonos neutros (grises, beiges y blancos) y tierras. A diferencia del estilo Shabby Chic, el Belga es menos luminoso, usa el blanco o crema en la misma proporción que otros tonos neutros más oscuros, como puede ser el gris o el marrón. Esta paleta dota a este estilo de ese aire más acogedor y elegante que buscamos.

Se trata de un esquema de color escaso y sobrio, pero no por ello menos interesante y aburrido, juega con las tonalidades y busca contrastes, delimita zonas a través del color y juega con las texturas de los materiales nobles para dar vida a la decoración.

Estilo Belga 5

Como ves los protagonistas son el blanco, los tonos crudos, los grises y los tierras. Tal y como vemos en las imágenes que ilustran el post, se trata de conseguir un equilibro entre los tonos oscuros y los claros. Si pones un sofá de piel camel agrega un cojín de lana de punto en un tono beige, si pintas el arrimadero de madera en blanco pinta la pared en un tono gris piedra que contraste...

Textiles con textura: El lino, un textil elegante y natural

Estilo Belga 9

El tejido principal que arrasa en los interiorismos del estilo belga es, por supuesto, un material natural, el lino. Si en el estilo Shabby Chic vemos flores y más colores, estos aquí, desaparecen. Como máximo encontrarás alguna raya en los tonos que ya hemos comentado.

Aplica estos tejidos en todas partes, linos gruesos para cojines y mantelerías, linos suaves y elegantes para las cortinas, por cierto las cortinas que sean largas, extra largas, que toquen el suelo, como vemos en la imagen.

Para las tapicerías, y las fundas confeccionadas para sillas y sillones, algo muy frecuente en esta tendencia. Incluso emplearemos este textil para la lencería de la cama, y no tengas miedo de usar tonos oscuros. Combina sábanas antracitas con cojines en tonos crudos.

Muebles de distintos estilos que se complementan

Estilo Belga 4

Al inicio del post hemos comentado que en este look se combinan piezas de todos los estilos y épocas. A diferencia de un apartamento ecléctico, donde todo cabe y se busca el contraste, aquí se trata de agregar piezas que, independientemente de su diseño, combinen con la decoración de nuestro hogar.

El estilo Belga destaca por encontrar el justo equilibrio entre lo antiguo y lo moderno, en como elige el mueble ideal para cada zona del apartamento, el complemento justo para cada pared y los accesorios idóneos en el proyecto de interiorismo, todo tiene que estar en su sitio y en perfecta armonía.

Estilo Belga 2

La elegancia de los muebles de época se complementan a la perfección con la simplicidad de las piezas contemporáneas. Los accesorios también juegan un papel muy importante en este tipo de decoraciones, ya que son los encargados de dar vida y personalidad al ambiente.

Por ejemplo, llena una pared de obras de arte (láminas) pequeñas con los marcos distintos, otra de espejos con marcos de distintos colores, épocas y estilos, una cómoda con retratos,... Lo más importante es encontrar la sobriedad en estas composiciones, no recargar, recuerda que menos es más.

Como puedes ver la diferencia entre ambos estilos es remarcable, aunque al principio puede parecer que son lo mismo, poco a poco ves lo distintos que son. Si te han gustado estas propuestas y te animas a aplicarlo en tu hogar, recuerda que todo lo que necesitas lo encontrarás en la página web de Leroy Merlin.

En Planes de Invierno

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados
Inicio
Inicio

Ver más artículos