Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Decorando con los peques: una habitación infantil a su gusto

Decorando con los peques: una habitación infantil a su gusto
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Comunidad
image


Instagram


Lo mejor

Aunque te pueda parecer que sí, los niños no pasan de la decoración. A ellos también les gusta disponer de un espacio propio, divertido y original, que luzca según sus gustos personales. ¿Quieres que les encante estar en su habitación? Entonces procura implicarlos en la decoración de su dormitorio y ten en cuenta sus sugerencias, seguro que te sorprenderán.

Disfrutad juntos de la aventura de transformar su cuarto con estas propuestas que te mostramos, de la mano de Leroy Merlin.

Aprender jugando

3 Aprender

La mejor forma de que un niño aprenda es que lo haga sin darse cuenta, jugando. ¿Por qué no aprovechar los momentos que el peque pasa en su habitación para ello? Por ejemplo el rato previo a dormirse, cuando le cuentas un cuento sobre países lejanos y exóticos. Si pegáis unos stickers en la pared con los cinco continentes será muy fácil seguir en qué lugar se desarrolla exactamente su historia preferida. Aprenderá geografía y en nada buscará localizaciones por su cuenta.

3 Aprenderb

Pegad sobre su escritorio stickers combinando letras con animales cuya inicial coincida con cada una de las letras del abecedario. En poco tiempo y sin percatarse, asociará ambos dibujos, y se lo habrá aprendido entero. Coloca con tu peque los stickers disponiéndolos de forma original, por ejemplo en un círculo concéntrico. El rincón de las letras será su favorito.

Paredes con encanto

4 Colorb

Todo niño tiene su color preferido y lo más seguro es que te pida insistentemente que toda su habitación esté decorada en esa tonalidad. Si presientes que el resultado va a ser un poco excesivo, lo mejor es negociar y acordar entre todos un término medio. Permítele pintar una pared a su elección y colocar un par de detalles, como los cojines o una alfombra, en el mismo tono que ha escogido. Además de conseguir que se sienta escuchado, estará feliz con su cuarto.

5 Papel

Otra preciosa opción para cubrir las paredes de la habitación infantil es forrándola de papel pintado. Hay mucha variedad entre la que escoger, así que seguramente no tendrás ningún problema en descubrir el papel de tus sueños y que lo sea también del peque de la casa. Lo mejor es optar por un diseño sencillo, sin dibujos demasiado grandes, porque es la forma de que no se canse enseguida de la elección. Imprescindible para una habitación infantil que el papel sea lavable.

6 Cabana

Para conseguir una agradable sensación de calidez no hay nada como la madera y además es última tendencia ¿Qué te parece forrar la habitación con listones o algún revestimiento que la imite? Si escoges los complementos adecuados, puedes lograr desde un estilo rústico hasta nórdico y le entusiasmará colgar sus cuadros y láminas preferidos para decorar su dormitorio, además de que esa sensación de "interior de cabaña" les encanta.

Un cabecero de ensueño

7 Cabecero

Si el peluche preferido de tu hijo es un pequeño pingüino, ¿por qué no construir entre los dos un cabecero en forma de iglú? Pasaréis juntos un buen rato y conseguirás un elemento decorativo único y original para su dormitorio. Hazte con un tablero de madera, pintura y un pincel y ponte manos a la obra. Seguro que cuando veas lo precioso que resulta, te animarás con otras creaciones para el resto de habitaciones de tu hogar.

Potenciar su imaginación

6 Imaginacion

La decoración es un recurso estupendo para potenciar la imaginación de un niño. Si quieres que la hora de irse a la cama deje de ser un momento de enfado porque considera que aún es demasiado pronto, prueba a dejarle pegar unos stickers luminosos en la pared, que se iluminen cuando apague la luz. Le fascinará imaginarse que se encuentra bajo un cielo estrellado y se dormirá sin apenas darse cuenta.

La estantería más molona

8 Estanteria

En ocasiones la configuración del dormitorio, la situación de las ventanas y balcones o la propia distribución de los muebles, nos impide colocar una estantería en la pared donde ubicar los cuentos, libros y peluches del peque. Pero con tan solo algunos listones gruesos de madera cortados a medida, un bote de pintura y un poco de imaginación, podéis crear una original estantería escalonada en la que disponer todo. Permítele que participe contigo dando alguna capa de pintura, no sin antes proteger el suelo y el entorno adecuadamente.

De mayor quiero ser...

1 Astronauta

A según qué edades los niños tienen muy claro lo que quieren ser de mayores y es normal que quieran que la decoración de su dormitorio gire en torno a sus gustos. Qué más da que luego cambien de idea, ayúdale a realizarse incorporando elementos de su afición y estimula de paso su imaginación.

Si el peque dice que quiere ser astronauta y le chifla todo lo que tenga ver con el universo, disfrutará muchísimo si llenas las paredes de su dormitorio de estrellas, cohetes y platillos volantes. Lo puedes conseguir fácilmente con stickers de alegres colores, combinándolos con los textiles del resto de la habitación.

Un refugio en el dormitorio

9 Refugio

¿A qué niño no le gusta esconderse? Y ningún lugar mejor que su propio dormitorio para crear un refugio secreto. Si las paredes no cuentan con la suficiente profundidad, siempre puedes usar una esquina del dormitorio para colocar unos listones. Dispón en el interior algunos cojines para que sea más cómodo y a partir de ahora no tendrás que buscar debajo de la cama cuando le llames y no conteste.

Si te han gustado estos consejos para decorar con los los peques y conseguir una habitación infantil a su gusto, en la página web de Leroy Merlin encontrarás todo lo necesario para llevarlos a cabo.

En Planes de Otoño

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados
Inicio
Inicio

Ver más artículos