Compartir
Publicidad
Publicidad

Pavimentos y revestimientos de madera: lo que se lleva

Pavimentos y revestimientos de madera: lo que se lleva
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Los pavimentos de madera están de moda, pero ¿qué pavimentos debemos elegir? ¿cómo combinarlos? Aunque necesitaríamos muchos más posts para hablar de todo lo relacionado con los pavimentos de madera podemos decir que los más habituales son aquellos de maderas macizas y los laminados.

Las maderas macizas son más confortables, cálidas, pero también bastante más caras.

Están realizadas en maderas duras como roble, fresno o haya, pero también en otras especies tropicales que por tanto tienen mayor resistencia.

En este tipo de suelos es muy importante el tratamiento, ya que la madera es un material altamente defradable, por eso es necesario es que los tratamientos les aporten resistencia a la humedad, el calor y algunos organismos que la deterioran.

Los laminados son superficies de gran dureza y que se emplean sobre todo en pavimentos, más que en otro tipo de superficies como paredes o techos.

Estos se caracterizan por llevar una capa de madera, una lámina decorada y una o varias capas de vinilos y barnices protectores. Estas capas les hacen muy resistentes a las manchas, a las quemaduras y a los parásitos y condiciones causantes de los daños de la madera.

Son más baratos y además más versátiles ya que podemos encontrar multitud de modelos que, raramente no se adaptarían a nuestra decoración.

¿Cómo combinar la madera de nuestros suelos?

Pues muy fácilmente y es que, la madera, como el negro, pega con todo, pero eso sí, podemos encontrar resultados mejores si lo hacemos bien, por ejemplo las maderas claras, como el pino, combinan mejor con los amarillos y dorados, aunque también con otros colores como verdes o azules, mientras, las maderas tropicales de colores más oscuros como la teca o el wengé, combinan mejor con colores granates y rojos.

¿Cómo sacarle el máximo partido a nuestros suelos de madera?

Lo más importante es cuidarlos de la manera adecuada para conseguir que con los años no pierdan su brillo y sus características naturales.

Características que también podemos potenciar con los barnices, aunque es importante a la hora de aplicarlos que tengamos en cuenta algunos consejos de seguridad y sobre todo, el cuarto donde se van a colocar estos pavimentos.

Los más convenientes, que aportan un tono más suave, sin hacer, por así decirlo, más llamativo el barniz que el pavimento, son los mates y aceitados, menos brillantes que los habituales pero con un acabado mucho más suave y decorativo, que no compite co nuestra decoración.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos