Compartir
Publicidad
¿Blanco frío o blanco cálido? Elige el mejor tono según la estancia y la iluminación
Revestimientos

¿Blanco frío o blanco cálido? Elige el mejor tono según la estancia y la iluminación

Publicidad
Publicidad

El blanco sigue estando muy de moda en decoración, es probablemente el color más utilizado para pintar paredes en los últimos años, pero como todos sabéis dentro de lo que es el blanco, hay varios tonos. Bueno, a lo mejor no todos lo sabéis... pero sí, hay blancos y blancos y en cada caso hay que saber cuál es el que debemos elegir.

Por ejemplo, normalmente las habitaciones orientadas al norte tienen una luz natural débil y fría y es por eso que en ellas interesa compensarlo eligiendo un blanco cálido. Pero, sin embargo, a las habitaciones orientadas al sur les suele dar bastante el sol y puede ser conveniente elegir un blanco frío para que no deslumbre. Pues algo así sucede con todas las estancias y Bruguer que entiende mucho de pinturas y colores, da algunas de las claves para acertar con el blanco más adecuado.

Cf14 Sr

Si analizamos estancia por estancia, en el salón cuando hay mucha luz natural y queremos crear un ambiente animado, debemos elegir un blanco frío, por ejemplo, con un toque anaranjado o dorado. Pero si nuestra intención es darle un aire de tranquilidad, entonces debemos el blanco con un verde relajante.

En situaciones de poca luz natural, los tonos cálidos de amarillo y dorado van a compensar a la luz fría, así que lo mejor será un blanco miel o pálido.

Cf14 Sr

En el caso del dormitorio, cuando hay mucha luz natural, los verdes y azules son ideales para garantizar una noche de descanso. Así puede ser ideal un blanco con un toque verde azulado o musgo. Pero si el efecto deseado es saltar de la cama con vitalidad por la mañana, la mejor opción es un blanco con un toque dorado. En dormitorios con poca luz natural, los malvas y lilas son también colores llenos de paz, pero si queremos un efecto cálido como soleado, será mejor un blanco con tonalidades crema o melocotón.

También para el baño hay varias opciones de blanco. Teniendo en cuenta que suele ser un espacio pequeño, lo mejor elegir un blanco frío como el perla o almendra, o tal vez un blanco con un toque verde o azul, incluso al azul cálido que puede incluir una pizca de morado.

Cf14 Sr

Y terminamos con la cocina, en la que el blanco con una pincelada de verde o azul pastel es ideal para crear un efecto relajante y donde el lavanda y el malva resultan contemporáneos y relajantes. Si lo que buscamos es un look moderno y tranquilo al mismo tiempo, podemos añadir un toque de amatista al blanco y quedará genial.

Así que ya sabes, aunque el blanco es blanco, siempre hay matices que hacen que el color se adecue mejor a las necesidades de cada espacio, es algo que debemos tener en cuenta.

Más información | Bruguer
En Decoesfera | Visualizer, la app de Bruguer que nos ayuda a elegir pintura con realidad aumentada

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio