Compartir
Publicidad
Publicidad

Acabados IX: Pintura al temple

Acabados IX: Pintura al temple
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Ya estamos acabando con nuestros acabados, sólo nos quedan dos: la pintura al temple y la aguada.

Hoy vamos a hablar de la primera, la pintura al temple, una pintura que tiene la facultad de tener un aspecto totalmente distinto a todos los demás, además de una textura diferente, lo que la hace única, además, es muy fácil de realizar (con tiempo, por supuesto).

¿Qué es la pintura al temple?

La pintura al temple es una pintura con efecto mate que se da gracias al efecto de aglutinantes que se unen a los pigmentos de la pintura.

¿Cómo aplicar esta pintura?

Es muy sencillo de realizar, ya que las pinturas al temple se venden ya preparadas, ya sólo queda plasmarlas en la pared.

Esto podemos hacerlo de varias formas, no tiene por qué ser con brochas, sino que se puede utilizar una esponja, un pincel o las tradicionales brochas.

De este modo se mezcla el efecto de dos acabados diferentes, con la característica principal de su color mate.

¿Para qué ambientes es adecuado este tipo de pintura?

Por su apariencia podría ser utilizado combinado con cualquier estilo decorativo, sobre todo con los clásicos o los campestres, pero hay un problema, debido a los aglutinantes que contienen resisten muy mal la humedad, de manera que no es adecuado para habitaciones en las que se acumule la humedad como por ejemplo baños y cocinas, o ambientes exteriores.

Mi consejo es que la utilicen, siempre con mesura en habitaciones como dormitorios o salones, donde se quiera dar un efecto distinto, y que de por sí sean muy luminosos, si no, debido a su efecto mate, restaremos luminosidad a la estancia.

En Decoesfera | Otros acabados En Decoesfera | Claves para pintar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos