Compartir
Publicidad

Hotel Carlyle de Nueva York, pura historia de América

Hotel Carlyle de Nueva York, pura historia de América
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En plena Semana de la Moda de Nueva York y aunque nos gustaría estar allí (cualquier excusa es buena para ir a Nueva York) estamos aquí con depresión post vacacional. Una buena forma de vencerla es con un proyecto ilusionante, como planear un viaje a la Gran Manzana, cuando podamos, el caso es tener el plan bien montado.

Y para alojarnos, he encontrado este “hotelito”, bien situado en el Upper East Side, la parte más antigua y opulenta de Manhattan, una decoración clásica para que nos sintamos como en casa y todas las comodidades que podamos desear. Es el Hotel Carlyle, pura historia de Nueva York.

carlyle exterior

La ubicación es inmejorable, a un tiro de piedra de Central Park y a una manzana del Whitney Museum de Madison Avenue; además se puede ir andando a hacer shopping en la mejor zona de tiendas del mundo. Todo diseñador que se precie tiene una tienda a pocas manzanas de aquí, eso sin olvidar que The Sartorialist toma sus mejores fotografías paseando por este barrio.

carlyle-hotel-lobby

La sensación de “viaje en el tiempo” comienzan en el vestíbulo con un inconfundible estilo Imperio Británico. Mucho mármol en sobrios tonos negro y crema y decidimos que, de todo lo que nos ofrecen (y es mucho,) vamos a alojarnos en la Tower Suite, cuyas ventanas dan a Central Park.

tower-suite-carlyle

Se trata de una suite magnífica con dos dormitorios, uno de ellos con saloncito, aparte del salón de la suite, cocina individual y unas espectaculares ventanas panorámicas para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad de Central Park y del skyline de Nueva York.

Nada más ver la moqueta de la habitación comprendemos que se ha buscado deliveradamente ese “salto en el tiempo” porque es la misma que vemos en los hoteles de Mad Men. Un clásico que no falla en los hoteles exclusivos. Todo el mobiliario estilo inglés y los cómodos sofás con tapicería de rayas, única concesión a la decoración actual, diferentes de los naranjas que presiden el vestíbulo.

carlyle-hotel-tower-suite-saloncito.jpg

Mesas de hierro forjado y cristal ahumado y almohadones con las iniciales bordadas y los techos magnificamente rematados por molduras sencillas, oscuras y el piano en un rincón, con su banqueta de cuero negro capitoné, preparada para que empiece la música, le dan un toque masculino. Sabemos que otras suites son más femeninas, con un estilo afrancesado y suaves tonos pastel, pero la Suite Tower nos parece más neoyorkina.

Naturalmente, una cosa es que la decoración se haya mantenido y otra que no tengamos todas las comodidas y avances, aparte de los numerosos comedores, restaurantes y cafeterias que ofrece, el Hotel Carlyle tiene una espectacular zona Spa, en el sótano a la que se accede por unas escaleras abovedadas con el techo cubierto por teselas doradas…

carlyle-hotel-spa.jpg

¿Os gusta el Hotel Carlyle de Nueva York o preferís un estilo más moderno?

Más información | Hotel Carlyle
En Decoesfera | Cristal de Baccarat para decorar un gran hotel de la firma en Nueva York

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos