Compartir
Publicidad

Una piscina de quita y pon

15 Comentarios
Publicidad

El quita y pon es el recurso práctico por excelencia, un comedor de quita y pon, una cama de quita y pon… siempre son soluciones pequeñas, pero ahora vemos como este término se puede aplicar nada más y nada menos que a una piscina. Os preguntaréis como puede ser eso, y quizá imaginéis una de esas piscinas hinchables que se pueden guardar en el trastero. Pues no, una señora piscina fija e instalada, con sus buenos metros para hacer unos cuantos largos.

Se trata de una piscina en apariencia normal, pero que esconde una plataforma que sube y baja, ocultando el vaso cuando está arriba, y pudiendo utilizar la superficie para otros menesteres. El agua reposa debajo, siempre dispuesta y preparada para salir a flote cuando apetezca un baño.

Además de aprovechar el espacio es una buena solución para evitar accidentes, ya que la piscina desaparece cuando se desea y con ella, el riesgo de caídas de los más pequeños. Una buena idea para hogares unifamiliares o espacios colectivos, como guarderías o escuelas, en las que se quiera practicar la natación sin hipotecar el espacio y con seguridad.

Vía | No puedo creer
En Decoesfera | Seguridad en la piscina para niños con Leroy Merlin

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio