Compartir
Publicidad

Iluminación de exterior. Luces de Navidad para el verano

Iluminación de exterior. Luces de Navidad para el verano
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras leer el título pensaréis que he perdido el poco juicio que se supone que tengo, pero no, no me ha dado por montar el Belén ni volver a adornar el árbol de Navidad. Lo que quiero proponeros es una iluminación de exterior muy sugestiva para el inminente verano, bien sea de manera puntual, para ambientar una fiesta o una cena en la terraza o jardín, o como contrapunto para destacar y añadir misterio a un rincón de exterior.

Y nada mejor que aprovechar las luces navideñas que duermen tristes y aburridas en el fondo de una caja, esperando que pase el año para volver a tomar protagonismo. Personalmente huiría de las guirnaldas multicolores, centrando mi preferencia en las de luz blanca.

En cuanto a la cadencia, ya sabemos que estas guirnaldas suelen tener normalmente varios ritmos para escoger, desde la luz fija, hasta lo que yo llamo "el festival pirotécnico", cuando las luces se encienden y apagan en un con gran rapidez, marcando un ritmo psicodélico.

Guirnalda de luces

Mi recomendación es la siguiente: si elegimos la luz fija, dejaremos atrás muchas reminiscencias Navideñas, pero si deseamos darle movimiento, debemos elegir un ritmo suave y discreto, para que nuestra velada casera no se convierta en la feria del pueblo.

¿Y cómo las colocamos? Podemos ubicarlas en el suelo junto a los muros, delimitando los bordes, enroscadas en las barandillas, supendidas en lo alto, rematando las cornisas, o colocarlas sobre los alféizares de las ventanas. Si disponemos de árboles, sus ramas serán un lugar perfecto para suspender las pequeñas luces, eso sí, evitando una estética demasiado Navideña. De esta manera, si podemos escoger entre iluminar un abeto o un pruno, nos decantaremos por este último.

Luces de exterior

Unos faroles grandes, en los que en lugar de velas coloquemos en su interior guirnaldas luminosas, seguro que llamarán la atención y ofrecerán un matiz poco visto y original; pero cuidemos que la guirnalda tenga un tamaño adecuado, que no sea demasiado grande, para que no luzca apiñada dentro del farol.

La clave para el éxito es que nada recuerde a la Navidad, por tanto prescindiremos de motivos alegóricos: nada de luces en forma de estrella, renos, ni campanas, utilizaremos solo guirnaldas de bombillas puras y duras. Y por supuesto, cuidaremos de que estén diseñadas específicamente para su uso al aire libre.

Imágenes vía | Holiday Leds, John Lewis, Solar Christmas
En Decoesfera | Decora tu terraza: La iluminación

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos