Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿Qué hacer con tu huerto urbano en invierno?

¿Qué hacer con tu huerto urbano en invierno?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Cuando termina septiembre la mayoría de los cultivos de primavera y verano terminan su ciclo productivo, así que es el momento de pensar en el huerto urbano de invierno, limpiándolo de los antiguos cultivos y preparándolo para la multitud de variedades hortícolas que durante los meses fríos están en época de plantación.

También es el momento de en mesas de cultivo, preparar semilleros tan importantes para disponer de plantones cuando llegue el buen tiempo. Todas aquellas hortalizas que se recogen en primavera y verano pueden sembrarse en semillero en estas fechas.

Si vives en una zona cálida será posible la siembra directa de algunos cultivos, como por ejemplo ajos, rabanitos, zanahorias, y el trasplante de fresas, acelgas, lechugas, escarolas, rúcula, puerros y coles. Así que, aunque haga mucho frío y el trabajo del huerto urbano en la terraza o balcón resulte menos atractivo que en los meses calurosos, no vamos a dejar de lado el producir nosotros mismos nuestras hortalizas. ¡Comenzamos!

Los ajos

Huerto4

Si vives en una zona fría ahora es el momento ideal para plantar ajos. Para ello coloca el diente de ajo a una profundidad mínima, lo justo para que no quede al descubierto en un suelo bien drenado pues es muy sensible a la humedad. Deja entre diente y diente que quede una distancia de unos 10 centímetros.

La plantación de ajos la puedes combinar con otras hortalizas como lechuga, tomates, zanahorias y remolacha, o cualquier otro cultivo de ciclo larga.

Las berenjenas

Huerto3

Son muy sensible al frío, por lo que las berenjenas es mejor mantenerlas protegidas en un semillero en estos meses. No les suele gustar estar asociadas a otros cultivos hortícolas, sobre todo nunca con el pepino, y entre ellas es conveniente separarlas unos 50 centímetros pues tienen un sistema de raíces horizontales muy potente que necesita espacio.

Muy exigente en la cantidad de nutrientes, requiere un gran abonado. Para disfrutar de su recolección tendrás que esperar a junio.

Las cebollas tardías

Huerto2

Es el momento de plantar los bulbos de las cebollas, uno de los cultivos más frecuentes de huerto. Para ello se recomienda plantar los bulbos cada 10 o 15 centímetros. A mediado de primavera realizamos el trasplante dejándolas ya con una separación de 15 centímetros entre cada ejemplar y de 25 centímetros entre hileras.

La duración del cultivo es de 80 a 150 días. Después los bulbos se recolectan entre agosto y septiembre cuando hayan crecido bastante, pero para almacenarlos esperaremos a que la parte superior se seque, rastrillando el suelo y dejando las cebollas secar en un lado al sol.

Los guisantes

Huerto5

Su cultivo se realiza por siembra directa en zonas de clima templado dejando unos 5 centímetros de distancia entre planta y planta, siendo necesario el uso de un tutor para que la planta de guisante se enrosque naturalmente. La profundidad de la siembra será de 2 a 4 centímetros y conviene asociarlo a repollo, col, rábano y zanahorias.

Es un cultivo de clima templado y algo húmedo, ya que las plantas se hielan por debajo de los -4ºC y lo ideal es un suelo ligeramente ácido. Su cosecha se realiza entre mayo y junio cuando las vainas estén llenas , pero sin dejar que los granos se endurezcan.

La acelga

Huerto6

Aunque se pueden sembrar todo el año debemos de tener cuidado con la acelga cuando se siembra y trasplanta en momentos de mucho frío. Se siembra de forma abundante y así podemos conseguir hojas frescas a partir de los 60 días de la plantación.

Podemos combinarlas con lechuga, coles, cebolla y ajo, aunque se deben evitar plantar con otras hortalizas de la misma familia como la remolacha y las espinacas.

Las habas

Huerto7

Las habas pertenecen a la familia de las leguminosas es un cultivo sencillo y muy prolífico, precisa de una plantación de sus semillas a una distancia de 30 centímetros. Cuando la planta alcanza los 40 centímetros conviene despuntarla para que desarrolle nuevos tallos, y en las variedades altas es conveniente poner tutores para que se enrosquen en ellos y crezcan en vertical.

Son compatibles con la zanahoria, el rábano, la col y la lechuga. La cosecha se recogerá en los meses de junio y julio.

No es un cultivo demasiado exigente con las temperaturas, pero prefiere temperaturas sin grandes oscilaciones y climas marítimos mejor que continentales. El suelo lo prefiere bien drenado, mejor arcilloso-calizo.

La escarola

Huerto8

La escarola es un cultivo típico del invierno pues es muy resistente a las bajas temperaturas siendo una opción en zonas muy frías para reemplazara la lechuga. Se puede asociar al repollo, zanahoria y remolacha.

Semilleros

También es momento de realizar semilleros para los próximos cultivos, las variedades principales sería pimiento, berenjena, borraja, rúcula, alguna variedad de lechuga, lentejas, garbanzos, rábanitos, puerros, acelgas, espinacas, cebollino, remolacha y zanahoria entre otros.

Plantas aromáticas y medicinales

Y si os gusta plantar en vuestro huerto urbano hierbas aromáticas, debéis de saber que este es el momento de la menta, la caléndula y la borraja.

Estos son algunos de las principales variedades de huerto urbano que pueden plantarse en invierno. Esperamos que os animéis a seguir cultivando en el invierno, es todo un placer poder realizar la recogida de hortalizas cultivadas por nosotros mismos durante todo el año.

En Ideas para Verdecorar

Imágenes | llhdesignsblog
Más información | Verdecora, Verdecora en Twitter, Verdecora en Facebook

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos