Publicidad

La casa de nuestro mejor amigo, otro uso para el hueco de la escalera

La casa de nuestro mejor amigo, otro uso para el hueco de la escalera
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

En otras entradas hemos visto como podemos aprovechar el hueco de la escalera para ordenar libros o tener una alacena, despensa o armario multiusos. Hoy vemos unas divertidas casitas para las mascotas de la casa, decorativas e ingeniosas. Claro que me surgen algunas dudas, sobre todo a la hora de limpiar las casitas, ya que las del jardín con un manguerazo se quedan como nuevas, pero dentro de casa la cosa se complica.

Tres ejemplos para ver que debemos plantearnos muy bien este uso del hueco de la escalera, ya que lo que es una idea muy original puede convertirse en una pesadilla. Desde el punto de vista decorativo es una cucada (como diría Raquel), aunque no sé si teniendo enanos en casa, la casa del perro se convertiría en un escondite/refugio perfecto.

dog-house

La primera de las entradas es grande y por tanto, fácil de limpiar, Es fundamental que el suelo, si es de madera, esté protegido. No hay que olvidar que las mascotas pasan mucho tiempo en la calle y si tenéis jardín pueden llenar la casa de tierra y hojas secas, además en cuanto "hagan suyo" el hueco de la escalera, podemos encontrarnos con sorpresas desagradables, como trofeos de caza (muertos), que unas veces entierran en el jardín y otras veces en sus casas para quitar el olor a limpio.

Si el suelo es de baldosín, mármol, terrazo etc, la cosa no es tan grave, ya que son fáciles de limpiar y no cogen olores, aunque la puerta de la casa debería ser lo bastante grande como para permitir el acceso a todos los rincones.

Por fuera, hay que dar rienda suelta a la imaginación. Me parece genial el árbol pintado en el muro y el buzón de correos vintage en la puerta con el nombre del perro, pero aquí si que se puede poner mil cosas: felpudos, paragüeros pequeños, nombre de la casita, pájaros, flores...

Built In Dog Bed Under Stairs.

Una vez vistos los pros y los contras de hacerles una casita de muñecas a animales vivos, que, aunque domesticados, siguen siendo animales y que, salvo que seáis Robert De Niro, no van al cuarto de baño y hacen sus cositas, no soy muy partidaria de estas casitas para mascotas ¿Y vosotros?

Imágenes | Familiar Interiors En Decoesfera | The Dog House Sofa, un sofá para quien no puede separarse de su perro

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios