Compartir
Publicidad

Hazlo tú mismo: una original manera de presentar las uvas en Nochevieja

Hazlo tú mismo: una original manera de presentar las uvas en Nochevieja
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

En Decoesfera no descansamos para ofreceros las mejores ideas para que vuestra cena de Nochevieja sea todo en éxito. Y éxito y buena suerte es lo que promete la tradición a todo aquel que cumple con el rito de comerse las doce uvas de la suerte, al ritmo que marcan las doce campanadas, antes de que dé comienzo el nuevo año.

Como para algunos resulta casi una misión imposible (porque no le gustan las uvas, le molestan las pepitas o porque tiene miedo a atragantarse), vamos a intentar que, por lo menos, sea algo original y diferente. Os proponemos realizar un atractivo recipiente, en forma de racimo, para presentar las uvas en la mesa. El procedimiento es muy sencillo y tan solo necesitas, además de un poco de maña, tapones de refresco, pegamento, papel higiénico, cola y pintura.

    <div class="article-asset-image article-asset-normal"><div class="asset-content"> <img class="sf-lazy centro_sinmarco" sf-srcset="https://i.blogs.es/2b50ca/650_1000_uvas-20-tatamba-20decoracion-1-1/450_1000.jpg 450w, https://i.blogs.es/2b50ca/650_1000_uvas-20-tatamba-20decoracion-1-1/650_1200.jpg 681w, https://i.blogs.es/2b50ca/650_1000_uvas-20-tatamba-20decoracion-1-1/1024_2000.jpg 1024w, https://i.blogs.es/2b50ca/650_1000_uvas-20-tatamba-20decoracion-1-1/1366_2000.jpg 1366w" sf-src="https://i.blogs.es/2b50ca/650_1000_uvas-20-tatamba-20decoracion-1-1/450_1000.jpg" alt="uvas"><noscript><img alt="uvas" src="https://i.blogs.es/2b50ca/650_1000_uvas-20-tatamba-20decoracion-1-1/450_1000.jpg"></noscript> </div></div>

Primero se pegan los tapones, en forma de racimo, como muestra la imagen. Después, utilizando la técnica del papel maché, aplicaremos, con un pincel, el papel higiénico junto con una mezcla de cola y agua. Cuando hayamos cubierto completamente los tapones con el papel, deberemos dejarlos secar unas doce horas, para que la pasta se endurezca y coja consistencia.

Para finalizar, se pinta el racimo con el color que más os guste. El verde parece el más acertado, aunque no quedaría nada mal en dorado o plateado, colores tradicionalmente asociados a los festejos y celebraciones. Para rematar, se puede añadir al racimo un pequeño rabito, con la misma técnica del papel maché. ¿Qué os parece? No sé si todo el mundo se comerá las uvas, pero seguro que su presentación será muy celebrada.

Vía | Tatamba En Decoesfera | Hazlo tu mismo: un centro de mesa para Nochevieja

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos