Compartir
Publicidad

Hazlo tú mismo: joyero con una caja de puros

Hazlo tú mismo: joyero con una caja de puros
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy vamos a hacer una nueva manualidad, decorar una caja de puros para hacer un pequeño joyero, caja para papeles o lo que prefiráis.

Estas imágenes son de uno que hice hace muchos años para una sobrina, como veis le podéis dar la apariencia que deseéis y pintarle en la parte exterior flores o lo que queráis dependiendo de para lo que vayáis a usar la caja y lo mañosos que seáis, yo que soy muy mala pintando me conformé con unas flores.

Para hacer este joyero necesitáis:

  • una caja de puros (mi recomendación es que nunca tiréis una de estas, son un tesoro para las manualidades)
  • papel de lija
  • pintura acrílica de varios colores
  • pinceles de varios tamaños
  • una cinta para el cierre

Lo primero que tienes que hacer es retirar todo el embalaje de la caja. Las pegatinas, y cintas que suelen traer estas cajas no suelen estar pegadas así que es muy fácil. En caso de que lo estén puedes ayudarte con una pequeña espátula y un poco de disolvente.

Luego lija la parte exterior de la caja con mucho cuidado, retirando la mayor parte de los restos de pintura. Examina la parte interior, generalmente no necesitan ser lijadas.

Ya sólo nos queda pintar. Primero el interior. Puedes ayudarte con cinta de papel para evitar pintar los bordes.

Luego el exterior, dale una capa base, una segunda capa, en mi caso marrón. Cuando la tengas dibuja el motivo que quieras sobre la tapa, como la flor. Puedes basarte en un dibujo de internet ayudándote con papel vegetal, o si eres un poco mañoso hacerlo tú mismo. Algo que nunca falla y es mucho más sencillo son los motivos geométricos como círculos o rayas. Y a pintar.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos