Compartir
Publicidad

Recicladecoración: un cabecero con cuatro tablas

Recicladecoración: un cabecero con cuatro tablas
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ultimamente he oído hablar mucho de cabeceros, cada vez la gente es más reacia a comprar cama, se opta por un somier o preferiblemente un canapé, para aprovechar el espacio de almacenaje y un colchón, después se decora con un bonito edredón y cojines y ya está la cama lista. Pero después algunos echan de menos el cabecero y quieren añadir uno, aunque sólo sea de adorno. Aquí tenemos un ejemplo bien sencillo de conseguir reciclando cuatro tablas antiguas.

En cualquier sitio podemos encontrar cuatro tablones viejos, no importa que no sean del mismo tamaño o que estén algo deteriorados, los trataremos y los prepararemos para obtener un buen resultado. Personalmente a mi este cabecero me encanta y además ahora que se acerca San Valentín puede ser un bonito detalle con el que sorprender a la pareja.

tablas

Cómo os decía lo primero es hacerse con la madera, cuatro tablones viejos serán suficientes, si son muy estrechos podemos coger cinco o seis, si son más anchos puede llegar con tres, eso ya lo vemos nosotros por las medidas. Si no los hay viejos, podemos comprarlos nuevos, pero el cabecero no tendrá el mismo encanto.

Nos lo llevamos para casa revisando que no tengan polilla, eso sería un problema grave, porque podrían estropear el resto de nuestros muebles. Por lo demás no importa que la madera esté vieja o que tenga alguna mancha, al contrario, ese envejecimiento es el que le da una mayor dulzura al cabecero en su conjunto.

love

Hay que unir los tableros y cortarlos para que todos tengan la misma medida, en ese momento se puede aprovechar para desechar las partes más dañadas, como nos sobrará parte en cada uno de los extremos recortaremos más por la zona en la que la madera esté más estropeada. También hay que lijar, limpiar y secar, para eliminar restos de suciedad en la madera.

Para unir las tablas, por detrás colocaremos chapas o listones en sentido contrario que clavaremos, hay que asegurarse de que la unión es fija, vamos a colocar el cabecero sobre nuestras cabezas, como su propio nombre indica, no podemos correr riesgos, mejor que sobren uniones que que falten.

pintado

Una vez que tenemos las tablas recortadas, limpias y unidas, viene el momento de decoración, en este caso se ha elegido la palabra Love como único motivo decorativo, de ahí que nos venga perfecto para el día de los Enamorados que se acerca, pero evidentemente podemos escribir o dibujar lo que queramos sobre las tablas.

Habrá quien prefiera escribir una palabra o frase, otros preferirán pintar algún dibujo, corazones, flores, motivos abstractos… Yo creo que lo mejor es no complicarse mucho y decorar con algo sencillo, al fin y al cabo el encanto de este cabecero está más bien en la madera.

colgadores

Después viene el momento de colocar el cabecero en la pared, sobre la cama, deberemos colocar enganches para colgarlo en la parte de atrás de la madera y en la pared, ahí deberemos medir, para elegir bien a qué altura lo queremos colocar. Hay que tener cuidado con que la separación en el cabecero y en la pared, coincida.

También es importante ver cual es el peso del cabecero y el peso que soportan los colgadores de nuestra elección, la seguridad es fundamental, sobre todo cuando hablamos de objetos que se colocan en la pared sobre la cama.

cabecero

Y ya está terminado, tenemos un cabecero estupendo, a coste cero, hecho por nosotros mismos, por lo que su valor sentimental es mucho mayor. Si además las maderas las hemos conseguido en casa de nuestros padres o abuelos o en algún lugar que nos aporte bonitos recuerdos, como es el caso del de esta imagen, mejor, que mejor.

Vía | House Tweaking
En Decoesfera | Una buena idea: utilizar una estantería como cabecero

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos