Compartir
Publicidad

Una buena idea: un kimono para decorar

Una buena idea: un kimono para decorar
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Sí, además de cuadros y láminas podemos decorar las paredes desempolvando objetos y prendas que para nosotros tengan un sentido especial. Toallas antiguas, paños bordados, abanicos y un sinfín de piezas están esperando a que les invitemos a formar parte de nuestra decoración.

En esta ocasión se trata de un kimono. Esta prenda tradicional japonesa, reservada en la actualidad a las ocasiones especiales, se confecciona habitualmente en telas suntuosas y alcanzan gran valor. Por tanto sería una pena poseer uno y tenerlo escondido en el armario. Tanta belleza merece un poco de atención.

Ignoro si habrá colgadores especiales para exponer los kimonos, es probable que existan, pero no resultaría difícil fabricarnos uno con una vara de madera o una fina caña de bambú, siempre que resulte bonita y acorde con la importancia de la pieza que vamos a exhibir.

Se puede concebir con la estructura de una percha normal, es decir, con un gancho en la mitad para poder colgarlo, o como una estructura fija a la pared, tal como vemos en la segunda imagen. Aquí han utilizado una barra metálica, en claro contraste con el tejido antiguo.

Quien sabe si en más de un caso el proceso ha sido inverso, y han comprado el kimono solo por el placer de compartirlo.

Imagen vía | Desire to Inspire, Apartment Therapy

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos