Compartir
Publicidad
Publicidad

Operación bikini: Decora tu casa para perder peso

Operación bikini: Decora tu casa para perder peso
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Seguro que a alguno le ha pasado y se le ha echado el tiempo encima para llegar en el peso ideal. No os preocupéis, porque cambiando sutilmente la decoración de vuestra casa conseguiréis ejercitaros en pocas semanas y llegar como un queso a la orilla del mar. Estos pequeños trucos están pensados para haceros mover más, pero lo ideal es que una vez estéis en vuestro peso correcto, volváis a dejarlo todo como estaba, porque no es cuestión tener una casa incómoda. Vamos allá:

En primer lugar, olvídate del mando a distancia. Levántate cada vez que haya que cambiar la televisión y así quemarás unas cuantas calorías. Puedes rellenar la cesta donde tenías los mandos con popurrí de flores. Perfumarán el ambiente y le dará a tu salón un toque romántico.

Coloca las cosas que más uses en sitios de acceso complicado, como estanterías altas o lejos del sitio donde las uses. No te estamos diciendo que pongas los plátanos en el aparador del salón, pero sí que puedes poner las ollas más altas o más bajas, para hacer sentadillas cuando las utilices. Si vives en una casa con dos plantas, coloca los alimentos no perecederos en una planta distinta a donde tengas la cocina. Seguro que tienes un hueco en algún lado para poner la leche o el arroz. Si no tienes ese hueco, simplemente súbelos por las escaleras y luego bájalos.

Limpia los cristales de toda la casa cada semana. No sólo hará que tu casa sea más luminosa sino que además lograrás tonificar brazos y piernas, ya que es un ejercicio muy completo (eso por no hablar de si tienes que quitar grandes cristaleras, que serán como una sesión de pesas).

Vacía los armarios de la cocina y vuelve a llenarlos después de limpiarlos. Tradicionalmente, los muebles de la cocina son los que tienen objetos más pesados, quitando los libros. Aprovecha para redecorar tu cocina o tu habitación. Mucho mejor que una sesión de pesas y más original.

Date a la jardinería. Cuidar plantas implica hacer toda clase de ejercicios, como cargar con las macetas, mantener el pulso para podarlas, o regarlas. ¡Además quedan preciosas!

Coloca guirnaldas en el jardín. El ejercicio de ponerlas altas y fijarlas servirá para estirar tanto la espalda como los brazos. ¡Y luego celebra una cena basada en la comida sana: sólo frutas y ensaladas! Seguro que triunfarás.

Imagen vía | Apartment Therapy En Decoesfera | Especial Verano 2008

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos