Compartir
Publicidad

Las orquídeas: elegancia y fragilidad

Las orquídeas: elegancia y fragilidad
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Las has visto últimamente en casi todas las floristerías. Son bonitas, elegantes y pueden arreglar ese rincón de tu casa al que aún le falta ese toque de distinción. Estoy hablando de las orquídeas, esas flores de tallo largo y vistosos pétalos que se han llegado a nuestras tiendas para quedarse.

Existen hasta 30.000 especies distintas de orquídeas, que se dan por todo el mundo debido a la fascinación que han ejercido en los botánicos desde tiempos inmemoriales. Como planta tropical que es, requiere unos cuidados específicos, que, aunque hacen difícil su supervivencia, no es imposible en nuestras casas, y el resultado merece la pena.

La orquídea necesita temperaturas entre los 12 y los 30ºC y requiere ser abonada mensualmente. Es aconsejable preservar a las plantas de las corrientes de aire y mantenerlas en sitios luminosos aunque no es aconsejable exponerlas a la luz solar. Cada especie requiere unas frecuencias de regado distintas que varían también en función de las condiciones climáticas, aunque por regla general, viven bien en lugares húmedos y se recomienda regarlas una vez cada dos días en verano y una vez a la semana en invierno.

Los precios van desde los 7.99 euros que cuestan en Ikea hasta los 50 en ciertas floristerías, y los expertos dicen que viven más si se cultivan en grupo. Por supuesto, para los que se hayan rendido pero no quieran renunciar a la belleza de estas flores en casa, siempre queda la posibilidad de hacerse con una artificial.

Más información | Wikipedia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos