Compartir
Publicidad

Las marcas de la loza, la cerámica y la porcelana, sinónimo de autenticidad y calidad (I)

Las marcas de la loza, la cerámica y la porcelana, sinónimo de autenticidad y calidad (I)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Algunos expertos que conozco no tienen necesidad de dar la vuelta a las cerámicas y porcelanas para comprobar su autencidad. Basta con tamborilear los dedos sobre la pieza y son capaces de tasarla con una precisión asombrosa. Recozco que aunque soy amante de la loza, la cerámica y la porcelana, tan solo me atrevería a apostar por Pickman reconociéndo "ol oído", ya que nuestra más famosa loza suena de manera tan característica que nunca se te olvida.

Para el resto de las porcelanas o cerámica siempre conviene dar la vuelta, pero como comentaba una compañera de estudios, con lo que cambiaban las fábricas de sello, estudiarlas todas es prácticamente imposible, así que vamos a ver los más importantes sellos o marcas nacionales ya sea para comprar, como para curiosear lo que tenéis por casa o incluso para vender. No me voy a extender en la historia o características de cada fábrica, porque hoy interesan sólo los sellos o marcas. Como son muchas, hoy vemos las marcas de la cerámica y la porcelana y dejamos para otro día todas las lozas.

CERAMICA TRADICIONAL

Talavera

talavera-tibores.jpg

Es a partir del periodo renancentista cuando los barros de Talavera de la Reina van creciendo en fama y producción, hasta llegar a su apogeo en el siglo XVII. Los famosos vidriados talaveranos han adornado palacios y casas principales, así como monasterios como el de San lorenzo de El Escorial y sus vajillas se exportaron dentro de todo el territorio nacional y hasta al extranjero.

La cerámica talaverana NUNCA lleva marcas . Es reconocible por sus motivos, sus colores y las características "mariposas" y el tono del barro. El reverso de las piezas y el interior de las vasijas siempre van vidriados. Es importante que el vidriado blanco lechoso no tenga mácula a diferencia de otras cerámicas.

Puente del Arzobispo

puente.jpg

La hermana pequeña de la cerámica talaverana tiene renombre por el tono verde esmeralda, alegres y vivos, en contrate con Talavera, cuyos verdes son más apagados. Tampoco lleva marcas en el reverso y su vidriado blanco es más bien cremoso, basto y poco brillante por el uso insuficiente del estaño y es fácilmente reconocible por los numerosos puntitos oscuros.

Los azules de Puente son mucho más pobres que los de Talavera. En cuanto a los motivos, los más reconocibles de Puente son los paisajes enmarcados por dos árboles viejos de tronco con inflexión central y follaje en espiral, lleno de conejos, caballos...

Manises

manisess.jpg

Reconocida desde el neolítico, el señorío de Manises fue adquirido por la familia Boil, que introdujo en su nueva posesión la cerámica de reflejos importada de los musulmanes malagueños. La cerámica manisera de reflejo metálico junto a la decorada en azul, darán incluso fama europea a la producción manisera y llenó las mesas de príncipes y papas.

Hasta 2012, la cerámica de Manises se reconocía por sus colores y motivos, a partir de este año, se ha creado la marca Cerámica de Manises por la AVEC- Gremio (Asociación Valenciana de Ceramistas), con el objetivo de promocionar y distinguir la cerámica de Manises

PORCELANA

La Real Fábrica del Buen Retiro

porcelanadelbuenretiro.jpg

Popularmente conocida como "La China", la fábrica se fundó en Madrid en 1760 por iniciativa del propio Carlos III de España, que mandó venir de Nápoles artesanos especializados de la fábrica de Capodimonte, con el instrumental necesario y la pasta especial para producir porcelana. Sus destinatarios eran sobre todo, la Casa Real y la aristocracia.

La marca que identifica la manufactura del Buen Retiro, usada ya por Capodimonte, es la flor de lis, inscrita en el reverso de las piezas, en azul, negro o verde. La imagen de portada nos muestra una de las estancias del Palacio real de Madrid, un hito en artesanía de porcelana al gusto rococó de la época.

marcas-buen-retiro
porcelana-buenretiro.jpg

Real Fábrica de Alcora

ceramica_alcora_.jpg

Fundada por el Conde de Aranda en 1727 en Alcora, su cierre se efectuó en 1895 y produjo tanto porcelana como loza. Las marcas de la Real Fábrica de Alcora vienen junto a la firma o el nombre del pintor, entre los que se distinguen artesanos como Soliva o José de Zaragoza.

sellos-alcora

Real Fábrica de La Moncloa

ceramica-moncloa.jpg

Tras la guerra de la Independencia, María Isabel de Braganza, esposa de Fernando VII, promovió la reapertura de la antigua fábrica de porcelana. Por un real decreto, dado en julio de 1817, se creaba la Real Fábrica de La Moncloa, situada en un lugar llamado Granjilla de los Jerónimos, en el Real Sitio de La Florida. Produjo porcelana y sobre todo loza, en una España en la que el uso de la misma ya estaba abierto a todo el mundo (que quisiera y pudiera pagarla) y no sólo a la Corte.

flor-lis-buen-retiro.jpg

Las marcas que utilizará este período son la M coronada y, a veces, las iniciales de los artistas. Sin embargo, se suele repetir en algunas piezas la flor de lis del Retiro.

Espero que estas indicaciones os echen una mano a la hora de conocer la diferencia entre una cerámica sin más valor que el de un plato de duralex y una cerámica de artesanía española.

Más información | Patrimonio Nacional, Cerámica de Manises, Museo de Artes Decorativas En Decoesfera | A vueltas con la loza, la moderna y la antigua

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio