Publicidad

Compras decorativas en un Mercado Medieval

Compras decorativas en un Mercado Medieval
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Este fin de semana se celebra en Corcubión, una villa histórica de la costa gallega, la ya décima edición de su Mercado Medieval, es un evento que se viene repitiendo cada año en el que todo el pueblo se involucra participando en actividades diversas y también viene gente de fuera, además de comida y bebida hay también muchos puestos de venta de accesorios decorativos, así que ayer, antes de ponerme mi vestido medieval y bajar a participar de forma activa en la fiesta, me di una vuelta por los puestos de cosas de casa para hacer algunas comprillas.

El primer puesto que me encontré y que veis en la primera imagen, tenía un montón de jarrones de suelo, cerámicos, pintados en colores diversos, alegres en general, los jarrones de gran tamaño costaban menos de treinta euros, un precio muy razonable para un accesorio que ayuda enormemente en la decoración principalmente de espacios pequeños y que cuenta además con elaboración artesanal, perfecto para un rincón en la sala de estar, en el descansillo de una escalera o en el recibidor a la entrada de la casa.

feria medieval espejos marcos

De cerámica había también adornos para el mueble del salón o para la mesa de centro, porta velas, bandejas decorativas, figuras y otros adornos y eso sólo en el primer puesto, así que continué el recorrido. La mayoría de los puestos venden o bien antigüedades o bien artículos artesanales, cosas que no se compran en grandes superficies, sino en tiendas muy concretas o en mercados de este tipo, por eso fijarse en todo lo que hay es especialmente interesante, algunas de las cosas no se ven muy a menudo.

Muchas de las piezas además de en cerámica, están elaboradas en madera, cuero o metales, marcos para fotos, espejos de pared, pequeñas cajas que pueden servir de joyero o para guardar otros objetos personales... Los precios de lo más diversos, desde cinco euros podemos empezar a encontrar cosas interesantes pero pueden costar hasta cincuenta o sesenta, dependiendo del tamaño y de los materiales con los que estén fabricadas principalmente.

feria medieval adornos animales

También hay siempre gran cantidad de figuras decorativas, muchas de ellas con algún significado concreto, gatos, búhos, tortugas, mariposas... De madera o de cerámica, de todos los tamaños para elegir, los más pequeños para los muebles, los grandes para decorar desde el suelo, las mariposas se pueden colgar en la pared... Decía el vendedor que las mariposas, son muy buenas para cuartos juveniles porque ayudan a los adolescentes a aprender a volar y a encontrar su camino.

Es este otro de los encantos de comprar cosas para casa en este tipo de mercados, los encargados de los puestos aportan un montón de información con respecto a lo que están vendiendo y no me refiero a especificaciones técnicas, sino a posibles usos, la forma más adecuada de colocar o utilizar un determinado elemento, que es más aconsejable en cada caso, la compra se hace de un modo mucho más personal que en otro tipo de establecimiento.

feria medieval esencias usos

Además de econtrar cosas que decoran para la vista, hay también elementos para casa que decoran en otros sentidos, todos sabemos que el olfato es de los más importantes, un montón de esencias en formatos diversos están siempre a la venta en este tipo de mercados, elegimos la fragancia que más nos guste, o una nueva para probar y nos venden bolsas completas con piedras aromáticas, sales, aceites...

De nuevo la vendedora nos explica como lo mejor es colocar las piedras en pequeños recipientes de cristal y removerlas con cierta frecuencia, por ejemplo una vez al día, para que el aroma permanezca durante más tiempo, ella nos puede aconsejar sobre combinaciones de olores o que aroma es más adecuado para evocar según que sensaciones, la cuestión de los aromas en el hogar no es nada sencilla y además el que nos guste un olor u otro es algo muy personal.

feria medieval flores decorativas

También con aroma, pero además decorativas a la vista, las flores de madera, de todos los colores y en dos formatos, la clásica rosa y unas varas más alargadas, perfectas para los jarrones de suelo que habíamos visto en el primer puesto, ya que la colocación de flores naturales en ellos queda prácticamente descartada, un puesto este de las flores, muy alegre por el colorido sin duda.

Y aún podemos encontrar otro montón de cosas diferentes, algunas curiosidades como las típicas huchas con forma de cerdito de las que todo el mundo habla, pero que casi nadie tiene y que en realidad a veces no son ni tan fáciles de encontrar en según que comercios de regalos o cosas para casa, muy simpáticas de barro cocido al natural o barnizado en colores más oscuros y de varios tamaños.

feria medieval cerditos

Además de estos objetos que os he comentado había otros muchos, en particular un montón de utensilios y menaje para la cocina y más cosas de las que os hablaré próximamente con más fotos, pero para que vayáis viendo un anticipo os dejo una galería con algunas de las imágenes de los artículos más curiosos que he encontrado, jabones, sacos llenos de arena a modo de cojines para calentar, incluso espadas y armaduras para adornar la pared...

En definitiva, la conclusión es que en un mercado de estas características siempre encontramos cosas interesantes y diferentes, no perdáis la oportunidad de visitar alguno de los muchos mercados medievales que se organizan a lo largo del verano, los que este fin de semana estéis cerca de Corcubión aún tenéis ocasión de acercaros hasta aquí, ya que permanecerá abierto hasta el domingo por la tarde, yo seguiré por aquí descubriendo sus secretos.

En Decoesfera | Compras decorativas en Portobello, Londres

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios