Compartir
Publicidad
Publicidad

La isla como separador entre las zona de trabajo y comedor en la cocina

La isla como separador entre las zona de trabajo y comedor en la cocina
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Casi todo el mundo que tiene espacio para ella en la cocina quiere hoy en día una isla en su zona central. La isla tiene varias ventajas tanto a nivel estético como funcional y eso hace que sea un elemento muy deseado. Ayuda a trabajar con más comodidad y hace que la cocina resulte más luminosa.

Por ejemplo en el proyecto de esta cocina en Tolosa, realizado por la interiorista Irene Cerrato, se ha apostado por la luminosidad y por un equipamiento al más alto nivel. Se ha buscado el equilibrio perfecto entre la funcionalidad y la estética y se ha conseguido gracias a la distribución del mobiliario y a la elección muebles y los complementos.

isla 2

Para empezar, la distribución en isla nos permite prescindir de los muebles en zonas altas. De esta forma se preservan las vistas en la habitación, se facilita la entrada de luz natural y se favorece la conexión con el resto de la estancia.

La isla es un perfecto organizador del espacio, ordena el trabajo y da fluidez a los movimientos. Además de albergar las zonas de fregado y cocción permite disponer de cómodas zonas de almacenamiento y preparación de los alimentos. En este caso además hay una prolongación de la encimera en la parte trasera de la isla que puede servir para tomar una copa mientras cocinamos o como práctico office para los desayunos.

isla 3

Por su parte los electrodomésticos, como el horno, el microondas, el lavavajillas o el frigorífico se integran en la zona de columnas por detrás de la isla. Esa zona cuenta además con muebles de almacenamiento amplios y cómodos en los que poder guardar todo aquello que necesitamos en la cocina.

Incluso hay una zona auxiliar de trabajo que incorpora enchufes e iluminación propia y que facilita el uso de pequeños electrodomésticos sin necesidad de cambiarlos de lugar. Esta zona de columnas se comunica directamente con el lado de la isla que está pensado para trabajar. El office, sin embargo, está junto a la zona de comedor.

isla 4

Es muy diferente la isla vista desde los dos lados, como podéis observar en las imágenes de este artículo. Por un lado cuenta con las zonas de cocción y fregado y amplios espacios de almacenamiento y sin embargo por el otro es totalmente lisa y únicamente cuenta con la prolongación de la encimera que hace las veces de barra.

La idea es la de crear un espacio generoso y cómodo que permita plantear diferentes opciones de convivencia según las apetencias y compromisos de los habitantes de la casa. Todo está diseñado para facilitar el trabajo pero, además y gracias a una acertada distribución, se recupera la cocina como centro neurálgico del hogar, perfecto para reuniones con la familia y los amigos.

Más información | Santos Tolosa En Decoesfera | La península como alternativa a la isla en cocinas pequeñas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos