Compartir
Publicidad
Publicidad

Consejos para ahorrar en casa: Mejor cocina de gas

Consejos para ahorrar en casa: Mejor cocina de gas
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

La cocina eléctrica tiene muchas ventajas respecto a la cocina de gas:

  • es más limpia
  • más fácil de utilizar
  • tiene mayor variedad de modelos
  • es de más cómoda instalación
  • más fácil de limpiar
  • más segura (sobre todo si tenemos niños en casa)
  • más estética ...

Y así muchas más ventajas en comparación con la cocina trradicional, pero hay algo que está claro, el ahorro no es una de ellas.

La cocina de gas resulta mucho más barata a la larga que la cocina electríca, ya que aunque en principio las dos tienen un precio similar, el consumo de la cocina de gas es más bajo y más barato. Además el gas es un recurso más económico.

Tal es así que si estás pensando en instalar una nueva cocina y estás un poco justo de dinero, lo mejor es optar por el gas, siempre claro, valorando todas las opciones (yo personalmente creo que cuando hay niños de 4-7 años en casa es mejor optar por cocinas eléctricas, ya que resultan mucho más seguras, aunque a la larga sean más caras).

Una vez elegida la cocina, sea de gas o eléctrica, hay una serie de trucos a la hora de cocinar que te pueden ayudar a que la comida esté antes o lo que es lo mismo, a gastar menos recursos.

Lo primero es optar siempre que puedas por la olla a presión, si me lo permiten el mejor invento después de internet. Requiere mucho menos tiempo de fuego, no se puede comparar hacer unos garbanzos con una olla a presión o con una cazuela normal, por tanto nos hace ahorrar tiempo y esto es dinero de gas o electricidad.

Pero bueno, por desgracia no siempre podemos cocinar con la olla a presión, en muchos casos es necesario optar por cazuelas y sartenes, y en estos casos, para que el calor se disperse y aproveche mejor, hay que optar por paredes y fondos planos.

También es importante que ajustes el cazo (sartén o cazuela) al quemador, poner el cazo grande sobre el fuego pequeño supondrá tener que llevar más tiempo al fuego, y por tanto un mayor gasto, así que procura que cuando vayas a poner algo al fuego se ajuste lo máximo posible al tamaño del fogón, además de colocarlo de forma centrada, para que el calor se reparta de forma uniforme.

¡Ah! un último consejo a la hora de cocinar, cuando sea posible mantén siempre el cazo tapado, así el calor interno ayudará a que los alimentos estén antes y por tanto necesiten menos recursos para cocinarse.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos