Publicidad

Antes y después: poniendo orden en la cocina con un especiero

Antes y después: poniendo orden en la cocina con un especiero
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

El orden es un equilibrio muy delicado. Cuando cada cosa tiene su sitio, es más fácil, pero si no, es como en el juego de las sillas, en cuanto la música deja de sonar y hay que sentarse, siempre hay alguien que se queda danzando sin tener donde sentarse.

Eso más o menos pasaba en mi cocina. Muchas cosas no tenían un sitio donde guardarse, y al final siempre estaban encima de la encimera, molestando cuando no las necesitaba. Por eso me decidí a poner orden en la cocina con un especiero que ha supuesto un pequeño gran cambio, como podéis comprobar en este antes y después, ya que lo más recogida que llegaba a tener mi cocina es como la veis en esta foto.

Orden en la cocina - 2

Bueno, en realidad no se trata exactamente de un especiero lo que he colocado, sino de un estante para cuadros RIBBA de Ikea. Un estante que, además de ser muy barato, tiene un diseño mucho más atractivo que los habituales especieros de madera o de metal, y cumple su misión a la perfección.

Podría haber puesto unos estantes normales, pero este tiene un ribete cuyo fin es sujetar los cuadros para que no se escurran, algo que también va de maravilla para que los botes no se caigan al mínimo descuido, algo que ocurriría en un estante tan estrecho.

Orden en la cocina - 5

Por si eso no fuera suficiente, tiene la anchura justa para que pueda colocar no solo botes de especias, sino también pequeñas botellas de vinagre y otras salsas, lo cual libera más espacio sin renunciar a que siempre las tenga a mano.

Al principio tenía mis dudas sobre si colocar esos dos estantes afectaría negativamente al diseño de la cocina, pero me decidí porque pensé que sería mejor tener una cocina ordenada y no tan bonita que un desorden de cocina que solo yo fuera capaz de imaginar perfecta en mi mente.

Orden en la cocina - 3
Orden en la cocina - 4

Afortunadamente, creo que el resultado final es incluso mejor que como tenía la cocina antes. No sólo por el orden, sino porque cromáticamente funciona mejor. El color negro de los estantes hace juego con las lámparas y la placa de vitrocerámica, mientras que lo que hay sobre la encimera hace juego con la madera, el blanco de las puertas y el acero de los tiradores.

¿Qué os parece a vosotros? ¿Os ha gustado el cambio o preferíais la cocina como estaba antes?

En Decoesfera | Proyecto minue: la cocina

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios