Compartir
Publicidad
Publicidad

Puertas abiertas: apartamentos Maff en La Haya

Puertas abiertas: apartamentos Maff en La Haya
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La verdad es que los alojamientos turísticos siempre me dan alguna buena idea que compartir con vosotros en Decoesfera, y después de ver las imágenes de los apartamentos Maff en La Haya no he podido resistirme porque me parece increíble la cantidad de aciertos decorativos que tienen en tan poco espacio. Estos apartamentos son espacios blancos con toques naranjas, que en combinación con el suelo negro crea un ambiente llamativo y moderno.

Sobre estas líneas tenemos la mayor parte del apartamento. Como vemos, está en una estructura abuhardillada que le da un ambiente recogido y, al prescindir de la decoración de las paredes, no llega a agobiar al visitante.

A la izquierda tenemos la cocina y la encimera en un blanco impoluto que hace que pasen prácticamente desapercibida cuando no se está cocinando. Al fondo tenemos una mesa en el centro de un banco corrido en naranja que nos ahorra el espacio de las sillas aunque es posible que los comensales de la izquierda estén más incómodos al no tener respaldo. Justo detrás de la zona de comedor tenemos la cama encastrada entre el tabique y el banco, de tal manera que podemos observar cómo toda la estancia está calculada al milímetro. Además, el tabique nos oculta la cama de la vista dejando algo de intimidad en ese espacio.

Otra vista de los apartamentos Maff en La Haya

En la imagen que tenéis encima de este párrafo podemos ver el otro lado del apartamento, con el resto de encimera en la que vemos el grifo y una cafetera Nesspreso y la zona de aseo. En el plano que tenéis en la galería se puede ver que ahí tenemos tres espacios, en uno el inodoro, en otro el lavabo que sí que se ve en la fotografía y por último la ducha.

De nuevo tenemos un ambiente blanco impoluto y aquí la nota de color la pone la puerta azulada que da paso al baño. Quiero que os fijéis en los espacios que han destinado para almacenamiento como las baldas para toallas que hay al lado del lavabo y en la imagen anterior las numerosas puertecillas que hay bajo el banco corrido.

En un apartamento con tan poco espacio poner demasiados estantes podía haber repercutido en un agobio del espacio y además teniendo un techo abuhardillado no se puede disponer de las zonas más altas para poner objetos. Creo que la elección de armarios y puertas empotradas es un gran acierto para este tipo de casas, aunque yo habría introducido más color además de más objetos personales, aunque entiendo que no los haya en un apartamento turístico como el que nos ocupa.

Ducha y lavabo del apartamento Maff en La Haya

Por último quería que vierais un detalle de la ducha y del lavabo. Aquí podemos ver de nuevo cómo las curvas han sido la nota dominante en la decoración de este ambiente en el que no hay esquinas en ángulo. Para la zona de la ducha, además, se ha elegido una grifería mínima y no se ha puesto puerta, más allá de la mampara.

Yo creo que esto es un acierto porque en realidad el apartamento está pensado para dos personas por lo que no sería habitual que entrara alguien en la casa mientras uno de sus habitantes se ducha. Eso sí, para una casa particular yo no veo tan claro que renunciara a tener una puerta que separara la ducha del resto de los ambientes, protegiendo además a los muebles del salón de la humedad del baño.

En conclusión, a mí este apartamento me gusta y creo que podría acostumbrarme a vivir en él aunque por supuesto le pondría más elementos personales como cortinas o un jarrón de flores sobre la mesa del comedor. ¿A vosotros os convence?

Vía | Inhabitat Más información | Apartamentos Maff En Decoesfera | Puertas abiertas: un apartamento blanco y minimalista

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos