La luz natural, clave en la transformación de este pajar de dos siglos de historia en una cálida vivienda

La luz natural, clave en la transformación de este pajar de dos siglos de historia en una cálida vivienda
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Nos encanta ver casas diferentes, y sobre todo, nos encanta ver cómo se reaprovechan antiguas construcciones dándoles nueva vida. Hoy nos vamos hasta la comarca del Baix Empordà, en Girona, para conocer un antiguo pajar con dos siglos de historia, que han sido transformada en una acogedora vivienda.

Esta casa llena de luz es propiedad del prestigioso arquitecto belga Patrick Genard. El proyecto de rehabilitación de esta antigua edificación agrícola, que cuenta con una superficie de 251,40 m2, ha sido llevado a cabo por el propio estudio de arquitectura de Genard.

Genard Ulla Eugenipons

En la transformación del edificio de pajar a vivienda, se ha apostado por mantener los elementos originales, como los arcos, o los muros exteriores de piedra, al tiempo que se ha utilizado materiales y colores que contrastan y resaltan su carácter arquitectónico.

El resultado es un espacio cálido y acogedor, muy abierto a la naturaleza, y con una marcada personalidad humanista. En la casa, la luz natural y el aire fresco se convierten en los protagonistas de cada rincón.

Genard Ulla Eugenipons 03

Para conseguirlo, Genard realizó apertura de huecos en la fachada sur y en la cubierta, instalando en esta siete ventanas de tejado Velux. Unas ventanas que se controlan de forma remota desde el teléfono móvil. Estos elementos permiten bañar con una gran cantidad de luz cenital el volumen de doble altura del estar al norte,  al mismo tiempo que las nuevas ventanas en la fachada sur han permitido el acceso de luz solar directa tanto a la cocina como a la suite situada en la planta superior.

En la casa, además de la gran cantidad de luz cenital que llega a cada parte del salón, la suite de la planta superior o la cocina, predominan las tonalidades claras y blancas junto a elementos naturales, para otorgar más luminosidad a las estancias y recuperar esa conexión con la naturaleza intrínseca al ser humano.

Vivienda en un pajar

Además, esta casa se podría definir como una vivienda de contrastes entre sus materiales: liso-rugoso; claro-oscuro; blanco-negro; gris-coloreado; veteado-uniforme; aleatorio-regular… Binomios que se “enriquecen y ensalzan mutuamente”, en palabras de los diseñadores del proyecto.

Más información | Velux

Fotos | Eugeni Pons

En Decoesfera | Un piso de 90 m2 en Bucarest que redefine el estilo industrial

Temas
Inicio