Compartir
Publicidad
Publicidad

Casas de famosos: la casa de Lance Armstrong (II)

 Casas de famosos: la casa de Lance Armstrong (II)
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de conocer parte de la casa de Lance Armstrong, tenemos pendientes un recorrido por el exterior de la casa y una mirada furtiva a la habitación más íntima de la casa, el dormitorio.

Comenzamos esta segunda visita en la entrada principal de la mansión. Hay algo en esta casa que sin ser un elemento predominante, me recuerda vagamente al mundo medieval. Lo sentí al observar la lámpara del comedor y viendo la fachada me vuelve a suceder. Quizá tenga la culpa ese enrejado que condena una pequeña ventana sobre la puerta principal o la sillería presente en toda la fachada, que la asemeja a un pequeño castillo.

Lance Armstrong
Lance Armstrong

La piscina es el sueño de una noche de verano. Rodeada de vegetación, vigilada por enormes palmeras y cipreses, sus aguas de una transparencia verde claro invitan tanto al baño como a la contemplación. Al fondo, un gazebo de piedra alberga una zona de estar a la que no le falta detalle, cómodos sofás que definen una nueva zona de reunión y una chimenea para calentar las charlas de otoño.

La vista desde esta lujosa cabaña es espectacular. Un cuidado parterre entre cipreses aparece tras el arco lateral. Cuando los ojos dejan de perderse en esta visión, se centran en el techo, una bella estructura de madera a cuatro aguas de la que cuelga una lámpara de velones.

Lance Armstrong

Seguimos recorriendo este enorme jardín. A estas alturas de la velada y con vuestro permiso, he decidido descalzarme. Ese césped recién cortado tiene la culpa, quien podría resistirse...

En este otro salón exterior un conjunto de sillones de hularo acomodan la tertulia bajo la sombra. Definitivamente Armstrong es un gran anfitrión, en cada uno de los puntos de reunión de esta casa cuida de que no falte asiento y siempre hay una mesa auxiliar cerca para hacer más cómodo el aperitivo.

Lance Armstrong

Una vez vuelta a calzar, entremos de nuevo en la casa y pasemos al dormitorio, en silencio. La decoración de esta habitación tomó como punto de partida la pintura de Antonio Más que remata el cabecero. Sus colores definen las tonalidades suaves con las que se ha decorado la estancia. Al igual que en el resto de la casa, volvemos a estar rodeados de tonos naturales, con solo una pequeña licencia para el rosa en las pantallas de las lámparas. El techo abovedado envuelve la estancia, haciendo más acogedor aún este espacio de descanso.

La cama es una soberbia pieza de madera maciza con cabecero, de la que me llaman la atención sus grandes patas. Ante ella una banqueta descalzadora decora y da buen servicio a la habitación. El suelo está cubierto en su totalidad por una enorme alfombra de color y estampado discreto, perfectamente coordinada con el resto de la habitación.

Lance Armstrong

A un lado de la cama, una pequeña consola sirve para exponer distintos objetos, entre los que destaca intencionadamente una foto de Armstrong con uno de sus tres hijos. La imagen está revelada en tono sepia, en armonía con el colorido restante, una muestra más del cuidado por el detalle con el que se ha decorado este hogar.

Ya hemos visto donde encuentra descanso este gran ciclista despues de las durísimas competiciones. Pronto volveremos a saber de él, hace pocas fechas ha anunciado su vuelta al ciclismo profesional, según aseguró, con la intención de atraer la atención sobre la lucha contra el cáncer. Cuando le vea nuevamente en el podio, no podré evitar recordar este agradable paseo por su casa.

Imágenes vía | Architectural Digest En Decoesfera | Casas de famosos: la casa de Lance Armstrong I

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos